Natsueditorial 2012-2013 Enero

Hola mi gente querida y no tan querida, aquí una publicación más del blog abandonado por su propio creador, donde muchas cosas han ocurrido a lo largo de este año. Para no hacer el cuento mas largo, en esta serie de posts que estoy creando, hago recopilación de lo que ha sido mi año 20-12; muchos de ustedes se encuentran molestos, por el supuesto “fin del mundo”, que esperaban con muchas ansias, empero déjenme decirles que hubo un fin en nosotros y un renacimiento espiritual se está llevando a cabo.

Pero bueno, mantenganse calmados, que ya muchas bromas y comentarios se han hecho al respecto sobre ese tema.

Enero, ¿Qué le paso al conejito en enero?

Pues el inicio del año fue mejor del que esperaba, dado que después de verla cerca a fin del 2011, superé mis traumas, algunos y a darle pa´lante, como se dice comunmente. Retomé los estudios y déjenme decirles, que nos quejamos que para que nos sirve eso y en realidad, nos sirve porque aprendemos a defendernos, aprendemos a cuestionar nuestras ideologías y pensamientos y creencias de forma tal, que nos sentimos renovados; pero como la educación está “peleada” con la sociedad y los maestros no ponen de su parte para incentivar  a los jóvenes (lol, me sentí como un viejo regañón :P) y los jóvenes de ahora que solo piensan en el desmadre y las cuestiones rápidas, no les importa que suceda con los demás… si, me desvié del tema, pero no importa.

Si, retomé mis estudios y me convencí de que eso es lo mejor para mi, ya que los retomé con ayuda de alguien muy especial, quien me incentivó y eso, más mi iniciativa, estoy aquí ahora contándoles sobre lo que prevaleció, en su mayoría, el mes de enero de este 2012.

Aun hay más que contar sobre este año, pero eso será el día de mañana, que viene febrero.

Saludos y hasta mañana.

Cosas y más cosas de un conejito enfermo y estudioso

Que onda mi gente, una disculpa por seguirlos teniendo abandonados,  el colegio y trabajos y tarea me han traído muy loco ultimamente.

Pues bien, se han de preguntar ¿y el blog, apá?, aquí sigue vivo, sin muchas actualizaciones por lo mencionado anteriormente, además que he estado muy enfermo y en cama reposando, pensando que historias ponérles aquí en este espacio. La realidad es que aun con eso, no se me ha ocurrido algo que escribir (sacan unas antorchas y tridentes; se me fue el nombre ahora; para lincharme)
Sin mucho que decir y para no hacerles el cuento largo o corto (¿?), he andado sin mucha imagnación, como buena persona que soy, le echaré la culpa a alguien más, como es el gobierno, que solo quiere esclavos sin razonamiento, cercános a las máquinas.

 

Han sucedido muchas cosas al respecto donde puedo expresar mi opinión, donde en teoría, la famosa libertad de expresión, me da ese derecho fundamental, pero todas sabemos que no existe tal libertad, puesto que quienes llegan a ejercerla, son castigados y hasta visto menos por la “sociedad” que vivimos actualmente, llamándonos soñadores, idiotas y más cosas, solo por no estar de acuerdo en sus opiniones o lo que nos quieren imponer, caso conocida, las televisoras y sus telenovelas que no cambian, donde la mala o una de tres cosas le pasan, muere, se queda liciada o trás las rejas y donde la “heroína”, que viene de un barrio pobre, se casa con el principe “azul” y con la premisa de “viven felices para siempre”; con eso andan entreteniendo al pueblo.

¿Es en verdad lo que queremos?, que nos sigan dando “pan y circo”, para ellos solo sentárse a ver como el país se va; perdonen la expresión; se  va a la mierda, donde las noticias son manipuladas a su antojo, donde casos se quedan impunes, hay fraudes y robos al por mayor, esquizofrénias y paranoias al mayoreo, que si el Chicharito metió gol en no se contra quien jugo, que si EPN ganó la elección en Estados Unidos, según las encuestadoras, que si algún famoso se sacó un moco, hay que alabarlo por haberlo hecho con tal mesura y cuidado…

¿Ya basta, no?, de tanta imposición, de tanta estupidez que nos quiren meter a fuerza con la televisión y sus noticias de “vamos ganando y todo esta muy bien”… uy y ni me digan, porque ahí viene el Pobretón, digo Teletón, donde las lágrimas más falsas llegan al “corazón de pollo del mexicano”… Si, hay muchos temas que aundar, muchas historias que develar, muchos estigmas que quitarnos de la cabeza y aquí ando yo, un chico con orejas de conejo y larga oz, buscando nuevos hechizos que realizar, aquí ando yo, tratando de que se despeje la bruma que nos rodea y no nos deja ver que vamos a un camino sin salida…

Hasta la próxima que me acuerde que este blog existe xD

C.C- Los 7 cuentos de (tú) cumpleaños P.3

Bien gente, el tercero de siete micro relatos, ando inspirado, mucho, mucho :p
Si se preguntan, estos cuentos también forman parte de Caprichoso Capricornio minicuentos todos salidos de mi loca cabeza e imaginación. Gracias por su preferencia 🙂 espero seguir mejorando en lo que hago para así darles cuentos, relatos, historias de mayor calidad.

Observo las construcciones de hace muchos siglos con las de ahora, las comparo y veo que tienen una (o más, no sé), cosas en común: “los sueños hechos realidad”, esos deseos de mostrar al mundo sus capacidades y fueron bien recibidas, otras no tanto y algunas pocas, que desgraciadamente pasaron desapercibidas, pero eso no impidió el que se hicieran realidad.

Veo, observo, contemplo maravillado las estructuras de piedra, mármol, fibra de vidrio, madera, etc., de las construcciones, las maquetas y dibujos que originaron en la mente del arquitecto; veo tus diseños que tanto esfuerzo te cuestan hacer, los planos que realizas para fijarlos en un espacio donde sea el mas idóneo para alzarlo, tus trabajos, tareas, aprendizajes.

Puedes creer o pensar que no eres apta para este trabajo, pero se, que eres la mejor en ello, la dedicación que le pones, el empeño la terquedad que muestras para dar a conocer tus creaciones, tus construcciones. Risa, llanto, alegría y frustración mezclados, por ahora, en una maqueta que tú misma construiste. La construcción de aquel rascacielos inmenso o una humilde y modesta casa, pasando por iglesias impresionantes, calles de antaño irremplazables; todo eso y más que me tardo en pensar; si se me ocurren más supongo que las pondré, sino, en privado te las digo =P

“Abrazando tu determinación y corriendo, prometiéndote en tú corazón el ¡jamás! Huir”, no importa la distancia o el tiempo que nos lleve construir aquel asombroso edificio, lo importante es tener unos fuertes cimientos para que resista hasta el mas fuerte terremoto, que tenga una luz impresionante no dejándola en la oscuridad y si se derrumba por algún accidente, pues reconstruirla sobre ella,, que estará ese nuevo edificio más fuerte que antes.
¡Ilumina a este mundo con tu obra maravillosa!, no importa la distancia ni el tiempo, podremos hacerlo y maravillarnos ante tal obra de arte…

Observo detenidamente tus construcciones y es inexplicable lo que siento en mi corazón, la pequeña cocker esta igual de emocionada que yo; entonces si sabes como te sientes; si, pero puse inexplicable, porque son muchas emociones juntas que la emoción es la primera que se muestra por mi rostro. Lo estás haciendo bien, continuemos forjando aquella edificación, dejemos anonadados, sorprendidos, al mundo entero…

“Aim for our dreams and let´s launch a shining rocket, your smile give me courage, a jewel that can never be substitued for; Aim for our dreams, we are”.

Caprichoso Capricornio-Los 7 cuentos de (tú) cumpleaños.

Bien gente, hace mucho no me paso por acá, les pido una disculpa por no ser tan constante como debería =( pero, heme aquí con un nuevo cuento (y no es cuento) de cumpleaños =D (no, no mío, el mío es hasta junio, pero vayan preparando sus presentes para entonces =P):

Aun recuerdo el día que te traje a casa, estabas muy pequeña como para saber en el lugar que acababas de llegar, la emoción me invadía, mi corazón fuertemente latía, acabamos de llegar a lo que es tu nuevo hogar. Recostándote en ese pequeño sofá de color ocre algo pálido por los años, suspiraste en aquel momento mientras dormías, mi pequeña había llegado a casa.

Pasaron unas horas y de ese lugar ni un centímetro me apartaba de tu vista, observando como descansabas plácidamente, ninguna preocupación te aquejaba y la hora de la comida te pasaste, esperando a que ella apareciera; y como por arte de magia, ella hizo acto de presencia: su cabello corto liso de color oscuro, su piel morenita tan tersa que cualquier palabra que diga, no llegará a compararse con algo similar; incluso ahora no encuentro palabra alguna para describirla; sus ojos de tamaño mediano de color similar a su cabellera, aquellos ojos que me hipnotizaban y aun lo siguen haciendo, sus labios carnosos que me llamaban para quererlos comer a besos, su nariz respingada y achatada; sus facciones del rostro en general mostraban a una chica tranquila y alegre que aun no sabe la alegría o sorpresa que le espera. Veo que se prepara para salir a trotar un rato, su pantalón y su suéter sin mangas me hacen notar que estoy en lo correcto.

Paso a paso que da hacia mi, provoca un gran vuelco en mi corazón, como si se quisiera salir de mi pecho, como la sorpresa de mi boca. Al ver a la pequeña dormida en el sofá, su expresión cambia radicalmente, predominando la sorpresa; misión cumplida, la logre sorprender tanto que se abalanzo a mi ser propinándome un gran beso de agradecimiento; si, sorpresa, sorpresa o cazador cazado… no tengo una buena “metáfora” para eso…

El viento empezó a arreciar trayendo consigo la advertencia de posiblemente una pequeña tormenta o solo el hecho que la noche se acerca y el frio y las estrellas nos envuelven en el manto en el que dormimos. La pequeña mientras tanto, despierta poco a poco, reconoce el lugar, se asusta un poco ya que su pequeño corazón late muy rápido por la adrenalina provocada de estar lejos de su mama. Se sacude un poco y bajando el sofá olfatea cada rincón del desconocido lugar; escucha unas voces a lo lejos y se acerca a ver quienes provocan tal ruido. Nos ve y chilla un poco para que nos acerquemos, cosa que hacemos inmediatamente. Ella la carga gentilmente, mientras la pequeña le olfatea memorizando el olor de su nueva mama, hace lo consiguiente conmigo y pasado un rato, se tranquiliza y se duerme en nuestros brazos como si el incidente de haberla alejado de su mama nunca ocurriese.

Te quiero mi pequeña-decimos al unísono; el rostro de mi compañera no cabe de la alegría que siente de cargarla, besarla, alimentarla y tenerla dormida entre una cama más cómoda que el viejo sofá que tenemos desde que ambos vivimos juntos y que según tengo entendido, ha pasado por muchas otras cosas que el solo servir de hogar momentáneo a una cachorrita de cocker spaniel miel de apenas 2 meses de nacida.

Hoy, a casi 2 años de que estemos juntos, seguimos jugando en aquel viejo lugar, ella se duerme, rasca de vez en cuando para calentarse un poco o jugando, no lo se, mi joven y hermosa acompañante la saca a pasear, ambas salen a trotar; les encanta mucho eso, por mi parte, prefiero quedarme en casa y seguir un pequeño y casi nada estricto régimen alimenticio, como de ejercicio, pero eso no me impide salir a caminar o trotar diario junto a mis dos amores.

Aquel viejo sofá de color ocre pálido en el que jugamos o dormimos ocasionalmente, en el que vemos la televisión y comemos cuanta chatarra aguante el cuerpo (si, se lo que piensan, ¿no que muy sanos?, pues si, lo somos, je, eso no impide que podamos comer todo lo que queramos conteniéndonos de no sobrepasarnos); aquel viejo sofá que sirve de cama a nuestros sueños y esperanzas del mañana