Sentimientos de un conejo algo decaído… historia de una vida hoy.

Hola buenas tardes, días o noches dependiendo de la hora que esten leyendo este post aquí en el abandonado blog llamado Natsu & Descarrilado.

Mientras blanca nieve cae en la ciudad, mientras mi otro lado, escondido está, detrás de mi frágil imagen, ¿en verdad, podré llegar a ser libre?, por favor díganme; perdido en la gran ciudad invernal, el solitario ángel suspira… ¿Desde cuando empecé a encerrar mi fragilidad y esconder mis verdaderos sentimietos? ¿alguna vez mis rezos llegaran a ese cielo al que no puedo volar?… ¿puedes amar a mi otro yo a quien y soy incapaz de amar?…

No se cuantas veces me he sentido así, algo decaído, sin muchas ganas de hacer algo, preocupado, molesto… he sentido últimamente que no me encuentro, que me falta algo. Que todo lo que hago no resulta como quiero, dudo de más, hasta del porque mi sombra me sigue.

No me siento cómodo con la situación que estoy pasando, odio verme tomándolo tan normal como el respirar o parpadear, me tomo todo de forma personal, me siento culpable de algo que creo y no haber hecho, estoy confundido y creo que mi voz no es lo suficientemente fuerte para ser escuchada. A veces deseo el irme y dejar todo de lado, pero al voltear a donde vaya eso me aqueja y no se como enfrentarlo, ese impulso y algo más me dice que debo continuar, que he pasado por mucho como para rendirme ahora…

Rendirme, ¿de que debo decir hasta aquí?, hay muchas cosas y a la vez ninguna, en este mundo donde importa más el dinero o el aspecto físico u otra; le llamare banalidad; donde todo lo que hago parece una molestia. Días buenos, días malos, días pésimos y días en los que no pasa algo extraordinario, por eso pasamos todos… yo no soy la excepción, hay días que me levanto muy animado, sonriendo a mas no poder, pero al pasar de las horas, esa sonrisa se borra de mi rostro, no se como mantenerla, no se como proteger mis sueños y esperanzas, no se como mantenerme feliz.

Realmente no me conozco, mentiría si digo que no tengo miedo a hacerlo, el pánico me invade y me cuesta trabajo desplegar mis alas y volar y seguirme conociendo en el largo proceso que es la vida; me he descuidado al punto de desconfiar de cualquiera, no me quiero como digo hacerlo, no me respeto como digo hacerlo, un grito desesperado de mi alma intenta llamarme para no seguir con esa conducta autodestructiva… pero al igual que mi voz, parece no ser escuchada.

Ignorado me encuentro esta noche, sintiéndome no de lo peor, pero si algo triste, melancólico, ¿alcohol?, no gracias, no me gusta y si me gustara, ese no sería un buen escape a lo que siento ahora, ¿drogas, suicidio?, no gracias de nuevo, sería lo mismo que con el alcohol, un escape temporal a lo que me aqueja; ¿algo que me distraiga?, lo he intentado, pero cuando termino, regreso irremediablemente a mi situación actual…

Esto me preocupa, ando muy envuelto en mis pensamientos, en mi habitación, en mi casa que no me doy cuenta que solo repito lo mismo una y otra vez, tengo miedo a cambiar, a que si lo hago suceda algo que no pueda controlar; estoy demasiado atento a posibles avisos que el universo me quiere dar o me está dando y los ignoro, lo mismo que a mi… el alimento me cuesta trabajo comerlo, salir a caminar no me satisface como lo hacía antes; salgo y estoy solo en ese camino, nadie a mi alrededor, los animales escapan apenas me ven o me ignoran, rara vez los perros de los vecinos se dan cuenta de mi presencia y salen a ladrar alertando a un intruso; un fantasma, un fantasma de mi propia existencia llamada Natsu, he llegado al punto que creo que he hecho algo malo… que repetitivo soy.

Solo e ignorado, los videojuegos no me llenan como en horas anteriores, la música… la música inseparable amiga que a veces me molesta por las melodías que interpreta mi realidad, un ser que solo busca aceptación y amor, tanto externa, como interna, que busca la paz interior y no logra encontrarla, un ser que no se quiere abandonar a su suerte, pero que tal parece ser así, un ser que no quiere estar solo, que detesta la soledad; ya probó las mieles de ello y no le agrado…

Me pregunto si un día desapareciera, ¿alguien me extrañaría?, no lo se, supongo que si, ¿alguien me recuerda?, no lo se, recuerdan todos los momentos que hemos pasado, tristes, alegres, llenos de dolor y alegría, lluviosos, soleados y con algo de ventisca… ¿alguien recordara esos momentos que pasamos juntos?… eso no lo se…

A veces creo que lo que haga no es suficiente, que debo descansar, otras, que por mucho que lo intente no logro mis objetivos y me frustra; que hay mucha presión a todos lados que observo, me doy cuenta de mis errores y trato muchas veces sin éxito de corregirlos; no hay alguien que me diga, ¡ánimo, tu puedes!, tranquilo, todo estará bien, con una tranquila sonrisa que reavive las llamas de la esperanza y confianza que hay en mi, luciendo apagadas en un rincón, rodeadas por oscuridad para que vuelva a brillar con luz propia…

Aun no encuentro la respuesta a esas interrogantes, aun no logro encontrarme del todo, pero, seguiré intentándolo por mucho que me lastimen, por mucho que a veces este solo y sin esperanza alguna, lo intentaré, así no pueda más… aunque las dudas me rodeen…

Soy una persona extraña, comencé algo deprimido y ahora siento que algo bueno puede pasar en las pocas horas que le restan al día, ando en una montaña rusa, sube y baje cada momento que pasa, no tengo idea del porque pase eso, quizá la luna tenga algo que ver y al ser doblemente del signo cáncer me vea más afectado como a las mareas… luego empiezo a decir cosa y media para distraerme, soy muy extraño y me hace preguntar, ¿alguien me querrá por eso, por lo extraño que soy?, por lo que hago, ¿alguien me admirará y me dirá esas palabras que tanto anhelo?, esas palabras que se las he dicho a muchas personas pero que todavía no he logrado que me las digan…

¿A alguien llegará a leer todo esto, sobre un chico conejo que esta deprimido y solitario?, no lo se; muchas preguntas sin respuesta y se incrementan a cada segundo que pasa… en verdad desearía que me las dijeran no por compromiso, sino porque les sale del corazón, muchas presiones a las cuales no estoy acostumbrado y me cuesta dejarlas de lado, hacer que resbalen… ¿alguien leerá esto?, si es así, avíseme.

Anuncios

Caprichoso Capricornio-Los 7 cuentos de (tú) cumpleaños.

Bien gente, hace mucho no me paso por acá, les pido una disculpa por no ser tan constante como debería =( pero, heme aquí con un nuevo cuento (y no es cuento) de cumpleaños =D (no, no mío, el mío es hasta junio, pero vayan preparando sus presentes para entonces =P):

Aun recuerdo el día que te traje a casa, estabas muy pequeña como para saber en el lugar que acababas de llegar, la emoción me invadía, mi corazón fuertemente latía, acabamos de llegar a lo que es tu nuevo hogar. Recostándote en ese pequeño sofá de color ocre algo pálido por los años, suspiraste en aquel momento mientras dormías, mi pequeña había llegado a casa.

Pasaron unas horas y de ese lugar ni un centímetro me apartaba de tu vista, observando como descansabas plácidamente, ninguna preocupación te aquejaba y la hora de la comida te pasaste, esperando a que ella apareciera; y como por arte de magia, ella hizo acto de presencia: su cabello corto liso de color oscuro, su piel morenita tan tersa que cualquier palabra que diga, no llegará a compararse con algo similar; incluso ahora no encuentro palabra alguna para describirla; sus ojos de tamaño mediano de color similar a su cabellera, aquellos ojos que me hipnotizaban y aun lo siguen haciendo, sus labios carnosos que me llamaban para quererlos comer a besos, su nariz respingada y achatada; sus facciones del rostro en general mostraban a una chica tranquila y alegre que aun no sabe la alegría o sorpresa que le espera. Veo que se prepara para salir a trotar un rato, su pantalón y su suéter sin mangas me hacen notar que estoy en lo correcto.

Paso a paso que da hacia mi, provoca un gran vuelco en mi corazón, como si se quisiera salir de mi pecho, como la sorpresa de mi boca. Al ver a la pequeña dormida en el sofá, su expresión cambia radicalmente, predominando la sorpresa; misión cumplida, la logre sorprender tanto que se abalanzo a mi ser propinándome un gran beso de agradecimiento; si, sorpresa, sorpresa o cazador cazado… no tengo una buena “metáfora” para eso…

El viento empezó a arreciar trayendo consigo la advertencia de posiblemente una pequeña tormenta o solo el hecho que la noche se acerca y el frio y las estrellas nos envuelven en el manto en el que dormimos. La pequeña mientras tanto, despierta poco a poco, reconoce el lugar, se asusta un poco ya que su pequeño corazón late muy rápido por la adrenalina provocada de estar lejos de su mama. Se sacude un poco y bajando el sofá olfatea cada rincón del desconocido lugar; escucha unas voces a lo lejos y se acerca a ver quienes provocan tal ruido. Nos ve y chilla un poco para que nos acerquemos, cosa que hacemos inmediatamente. Ella la carga gentilmente, mientras la pequeña le olfatea memorizando el olor de su nueva mama, hace lo consiguiente conmigo y pasado un rato, se tranquiliza y se duerme en nuestros brazos como si el incidente de haberla alejado de su mama nunca ocurriese.

Te quiero mi pequeña-decimos al unísono; el rostro de mi compañera no cabe de la alegría que siente de cargarla, besarla, alimentarla y tenerla dormida entre una cama más cómoda que el viejo sofá que tenemos desde que ambos vivimos juntos y que según tengo entendido, ha pasado por muchas otras cosas que el solo servir de hogar momentáneo a una cachorrita de cocker spaniel miel de apenas 2 meses de nacida.

Hoy, a casi 2 años de que estemos juntos, seguimos jugando en aquel viejo lugar, ella se duerme, rasca de vez en cuando para calentarse un poco o jugando, no lo se, mi joven y hermosa acompañante la saca a pasear, ambas salen a trotar; les encanta mucho eso, por mi parte, prefiero quedarme en casa y seguir un pequeño y casi nada estricto régimen alimenticio, como de ejercicio, pero eso no me impide salir a caminar o trotar diario junto a mis dos amores.

Aquel viejo sofá de color ocre pálido en el que jugamos o dormimos ocasionalmente, en el que vemos la televisión y comemos cuanta chatarra aguante el cuerpo (si, se lo que piensan, ¿no que muy sanos?, pues si, lo somos, je, eso no impide que podamos comer todo lo que queramos conteniéndonos de no sobrepasarnos); aquel viejo sofá que sirve de cama a nuestros sueños y esperanzas del mañana

Editorial de Natsu!! , nos traera noticias nuevas??D:

Hola que tal gente que se pasa por este humilde espacio semi abandonado por dios y un servidor. Si, ya se que doy comunicados cada semana santa (que por cierto, ya viene :P), para que sepan lo que se hace y demás en este blog de historias. No he actualizado N.D., por el hecho que estoy enfermo, los calorones del día mas las bajas temperaturas de la noche/madrugada/mañana, han provocado que me de algo de gripa.

No gripe aviar ni porcina (que esas enfermedades, según tengo enendido, son un mito, pero bueno, luego hablaremos de ese tema en particular). ¿Que mas les iba a avisar?… ¡ah si! ya saben los espacios donde contactarme, la sección de historias va creciendo cada día, se actualiza cada que se puede, por el momento con la historia galardonada Amor de Zircón o Zirconia, como le quieran llamar, ya con la edición que le hice y espero que sea de su agrado.

Todos los proyectos siguen en pie, solo que como les dije, tardaran un poco en subirse, ya que andamos como locos para tener este espacio decente y actualizado.

Los temas… Hay muchos temas que discutir y debati; (si mal no recuerdo, les comente que ustedes propusieran ese tema, pero aunque veo que no ha tenido la aceptación que uno esperaría, seguira en pie y si lo quieren comentar, haganlo en este espacio).

Sin mas comentarios, Bye

Editorial… cosas, cierre de N.D. y mas cosas…

Recuerdo aquellos años donde no hacía nada mas que jugar, jugar y jugar y… no hacer nada… vaya, no se si se hayan fijado, pero, en casi todos los recuerdos, se habla de la infancia, una epoca que se supone debe de ser dorada y maravillosa.

Sueños, esperanzas y decepciones, amor, odio, rencor, felicidad, tristeza, lágrimas y alegría… son solo una parte fundamental para ser lo que somos ahora. El juguete pedido y perdido, el helado que no se nos compró ese día de mucho calor, la vez que fuimos a la playa y nos enfermamos de tal forma, que ni disfrutamos nuestro viaje; una serie de cosas que culminan en el aquí y en el ahora.

Tras casi 2 años de funcionamiento; aunque fueron como 4 o 5, no recuerdo bien, natsu ha decidido dar un paso gigantesco en sus historias, que es el cambiarse a esta, aun humilde página (que esta abierta desde enero de este año. Según el autor (o sea yo, o sea yo… yo), el cambio no fue fácil y empezar practicamente de cero no ha sido lo mas llamativo que digamos (y uno que no apoya en nada su cambio avisando, ¿verdad?)

Tras años de intensa lucha, donde he conocido a personas que de una u otra forma me han enseñado algo, donde personas se han ido de mi lado (que espero  estén bien y se que lo están… quiera pensarlo o no), llegamos a este punto, donde un nuevo inicio de Natsu 8 Descarrilado empieza a partir de hoy. Se que habrá ocasiones en que me llegue a decaer (y todos en esta vida, tenemos que pasar por duros golpes y etapas, para aprender), días en que ni siquiera toque las historias o este espacio o en que quiera mandar al diablo todo, así como habrá días de inmensa felicidad y gozo, etc…

El nuevo orden mundial empieza, donde las noticias se descarrilan y la historia se escribe, así que después de esto, me despido

y que, !Dios salve al Rey Natsu!