Natsueditorial Febrero-Mayo 2012

Hola, ¿cómo les va?, aquí en una nota mas de la serie de post que pondré a lo largo de estos últimos días del año, con respecto a lo ocurrido en este 20-12. El mes que le toca ahora es Febrero a Mayo

En Febrero lo más sobresaliente fue el hecho que continuaba con los estudios, dejando que mi cerebro se empapára y retomára el camino perdido mucho tiempo atrás, recordar eventos y superar traumas. Ese ciclo se estaba cumpliendo, superándome a mi mismo y empezando a agradarme.

De ahí, nos pasamos a Marzo, aquí seguía con más fuerza y decisión mi camino elegido, claro, había dudas y me llegaron a atormentar por mucho tiempo y otros temores del pasado querían renacer, era una incesante lucha entre mis demonios y yo por tomar el control de mi parte física y espiritual.

Así llego Abril, con muchas dudas e inquietudes, personas en mi entorno querían hacerme ver las consecuencias de mis acciones, mientras seguía con mi princesa (si lees esto, te adoro :P), aun mantenía algunas cosas ocultas, puesto que pensaba en no molestar a nadie con mis problemas. Fue cuando me di cuenta, a finales de mes, que aun no era tiempo para continuar con mis planes y que debía de detenerme un momento a recapacitar sobre ello. También que puedo lograr lo que quiero, cuando lo decido.

Mayo, a decir verdad, no fue muy movido este mes, puesto que estaba aun recuperándome de lo acontecido en Abril pasado, seguía conociéndote y enamorándome de ti a cada momento que pasaba a tu lado, claro, me daba cuenta de tus cambios de humor y ahora digo que fue en parte, culpa mía por no haber hecho algo para ayudárte en ello. Lo siento princesa (como te darás cuenta, ya no me disculpo tanto 😛 )

Bien, así termina este pequeño espacio, mañana será de Junio a Septiembre, una felicitación especial por las fiestas decembrinas, ojalá se lo pasen muy bien en compañía de sus seres queridos y si son algo grinch, pues también 🙂

Anuncios

Cosas del conejo triste, melancólico y afortunado.

Hola gente querida, como les va, ¿creen que los dejaría abandonados?, pues… 50/50 xD, aquí dando un pequeño y breve paseo por mi abandonado blog, donde aun recopilo experiencias e historias las cuales contar. Este espacio es libre, pueden opinar si les gusta o no lo expuesto por este servidor. Sin más preambulo, les dejo este breve relato, espero lo disfruten (:

No se cuantas veces me encuentro rodeado de la oscuridad de la noche, postrado en mi cama, las lagrimas que salen de mi ser sin poder ser controladas, los pensamientos que como metrallas interminables, se disparan en mi cabeza la cual trato de controlar… el insomnio es terrible, no he comido bien últimamente, pensando que eso me dejaría dormir, que tonto he sido; sin alimento ni descanso, aun forzó mi cuerpo maltrecho…

Cierro los ojos y los pensamientos se detienen, veo algo, es mi alma que lleva abrazado mi corazón y mi fe, la lluvia torrencial trata de detenerla y los truenos son tan fuertes que llegan a asustar, pero mi alma que parece en pena no le importa mucho siguiendo su camino, como si estuviese trazado con marcador blanco sobre el pantanoso bosque en el que se encuentra. ¿Qué busca tan desesperadamente?, me pregunto sin encontrar aparente respuesta. Al observarla detenidamente parece ser que está llorando, pero la tormenta me impide ver con acierto.

Pasan los minutos y sigue recorriendo ese inmenso bosque, kilómetro tras kilómetro, se aferra más a lo que llamaré, “el cargamento”, peligrosos animales intentan detenerlo, pero el los ignora, prosiguiendo con lo suyo; -creo que se encuentra perdido-pienso aun observándolo de lejos, cuestionándome si ese en verdad soy yo, alguien que llora ante la mas mínima eventualidad o que se deja llevar por su pervertida mente la cual aun no puede controlar y su alma busca eso para realizarlo… algo me llama la atención y es que hemos llegado a un gran lago, cristalino, rodeado del otro lado de un hermoso campo verde con algunas flores, los árboles están radiantes, llenos de vida, en cambio, donde mi alma y yo nos encontramos, es sinuoso, parece naturaleza muerta; -dos caras de una misma moneda-pienso acercándome a mi…

¿Por qué tengo de pronto miedo?, ¿Por qué no confío en mi?… confío… me río ante un inminente juego de palabras y recuerdo que todo lo que he estado haciendo es por un sueño que tengo que cumplir, las lágrimas y tristezas derramadas en el trayecto, son la alegría de un mejor mañana, de un mejor hoy; la lluvia es mi propia confusión y miedos, la cual me empapan, pero continuo levantándome cada vez que llego a caer, el camino sinuoso ha sido uno que elegí en su momento, el más largo y tal vez agotador para una meta máxima, que se encuentra justo en frente de mi y que me negaba a ver…
¿Por qué tememos ser felices?… porque tal vez tengamos miedo a perder esa felicidad y a no encontrarla jamás-me pregunto y respondo como por inercia… miedo… ¿Qué es el miedo en si?, lo poco que se del tema, es que es una forma de protección, la cual en un momento dado nos puede dejar paralizados y con la mente bloqueada, la sangre no recorre bien nuestro cuerpo y por ende, nos quedamos catatónicos ante una eventualidad o atraso posible… todo, por nuestra pervertida mente…

He pasado por muchos momentos malos, tristes, he llorado como nunca, he gritado, pataleado, maldecido… pero al final de cuentas, al abrir los ojos y notar que ya amaneció, me encuentro llorando de nueva cuenta solo en esa habitación que quiere tímidamente irradiar algo de calor; noto el ruido de los coches pasar fuera de mi casa, los camiones de carga con su ruidoso motor que despertarían a los mismos muertos, los perros ladrando, las aves cantando y mis ojos y cuerpo, que desea descansar unos minutos más, pero que por la inercia misma que me conozco, me es muy difícil volverme a dormir… a soñar… dicen que soñar es gratis, pero en esta época y me imagino que en otras antes que la actual, a los soñadores nos tomaban por ingenuos, idiotas, masoquistas y otros sinónimos de los cuales no estoy de humor para comentar o escribir…

¿Por qué tememos soñar?… ahí de nuevo esa palabra “miedo”… ¿acaso tenemos miedo de todo, hasta de nuestra sombra?-me recuerda a Coraje, el perro cobarde-me río ante la ironía de que a pesar del temor que lleguemos a sentir, si se hace algo para superarlo, indudablemente lograremos el éxito, material, como espiritual… la tan ansiada libertad que todos anhelamos y que muy pocos logran conseguir, dominar a la mente sobre el cuerpo.

¿Por qué no aceptarnos?… ¿Por qué no amarme como soy?, miedo… esa palabra vive en nuestro vocabulario sin si quiera darnos cuenta, vive con nosotros, es parte nuestra a la cual hay que amar y reconocer… tengo miedo de ser feliz, pero ese miedo me impulsa a en verdad conseguir lo que quiero, mi sueño de estar a tu lado… pero la pregunta aquí es, ¿quieres estar a mi lado?, pasaremos días claros y oscuros, nublados, con lluvia, tormenta, algunas veces nos desesperaremos y diremos cosas que nos hieran, pero aun así estaré a tu lado, estaremos juntos superándolo… eso es lo que yo quiero y anhelo, pasar mis días disfrutando de tu compañía… espero que tu también quieras estar conmigo.

Sentimientos de un conejo algo decaído… historia de una vida hoy.

Hola buenas tardes, días o noches dependiendo de la hora que esten leyendo este post aquí en el abandonado blog llamado Natsu & Descarrilado.

Mientras blanca nieve cae en la ciudad, mientras mi otro lado, escondido está, detrás de mi frágil imagen, ¿en verdad, podré llegar a ser libre?, por favor díganme; perdido en la gran ciudad invernal, el solitario ángel suspira… ¿Desde cuando empecé a encerrar mi fragilidad y esconder mis verdaderos sentimietos? ¿alguna vez mis rezos llegaran a ese cielo al que no puedo volar?… ¿puedes amar a mi otro yo a quien y soy incapaz de amar?…

No se cuantas veces me he sentido así, algo decaído, sin muchas ganas de hacer algo, preocupado, molesto… he sentido últimamente que no me encuentro, que me falta algo. Que todo lo que hago no resulta como quiero, dudo de más, hasta del porque mi sombra me sigue.

No me siento cómodo con la situación que estoy pasando, odio verme tomándolo tan normal como el respirar o parpadear, me tomo todo de forma personal, me siento culpable de algo que creo y no haber hecho, estoy confundido y creo que mi voz no es lo suficientemente fuerte para ser escuchada. A veces deseo el irme y dejar todo de lado, pero al voltear a donde vaya eso me aqueja y no se como enfrentarlo, ese impulso y algo más me dice que debo continuar, que he pasado por mucho como para rendirme ahora…

Rendirme, ¿de que debo decir hasta aquí?, hay muchas cosas y a la vez ninguna, en este mundo donde importa más el dinero o el aspecto físico u otra; le llamare banalidad; donde todo lo que hago parece una molestia. Días buenos, días malos, días pésimos y días en los que no pasa algo extraordinario, por eso pasamos todos… yo no soy la excepción, hay días que me levanto muy animado, sonriendo a mas no poder, pero al pasar de las horas, esa sonrisa se borra de mi rostro, no se como mantenerla, no se como proteger mis sueños y esperanzas, no se como mantenerme feliz.

Realmente no me conozco, mentiría si digo que no tengo miedo a hacerlo, el pánico me invade y me cuesta trabajo desplegar mis alas y volar y seguirme conociendo en el largo proceso que es la vida; me he descuidado al punto de desconfiar de cualquiera, no me quiero como digo hacerlo, no me respeto como digo hacerlo, un grito desesperado de mi alma intenta llamarme para no seguir con esa conducta autodestructiva… pero al igual que mi voz, parece no ser escuchada.

Ignorado me encuentro esta noche, sintiéndome no de lo peor, pero si algo triste, melancólico, ¿alcohol?, no gracias, no me gusta y si me gustara, ese no sería un buen escape a lo que siento ahora, ¿drogas, suicidio?, no gracias de nuevo, sería lo mismo que con el alcohol, un escape temporal a lo que me aqueja; ¿algo que me distraiga?, lo he intentado, pero cuando termino, regreso irremediablemente a mi situación actual…

Esto me preocupa, ando muy envuelto en mis pensamientos, en mi habitación, en mi casa que no me doy cuenta que solo repito lo mismo una y otra vez, tengo miedo a cambiar, a que si lo hago suceda algo que no pueda controlar; estoy demasiado atento a posibles avisos que el universo me quiere dar o me está dando y los ignoro, lo mismo que a mi… el alimento me cuesta trabajo comerlo, salir a caminar no me satisface como lo hacía antes; salgo y estoy solo en ese camino, nadie a mi alrededor, los animales escapan apenas me ven o me ignoran, rara vez los perros de los vecinos se dan cuenta de mi presencia y salen a ladrar alertando a un intruso; un fantasma, un fantasma de mi propia existencia llamada Natsu, he llegado al punto que creo que he hecho algo malo… que repetitivo soy.

Solo e ignorado, los videojuegos no me llenan como en horas anteriores, la música… la música inseparable amiga que a veces me molesta por las melodías que interpreta mi realidad, un ser que solo busca aceptación y amor, tanto externa, como interna, que busca la paz interior y no logra encontrarla, un ser que no se quiere abandonar a su suerte, pero que tal parece ser así, un ser que no quiere estar solo, que detesta la soledad; ya probó las mieles de ello y no le agrado…

Me pregunto si un día desapareciera, ¿alguien me extrañaría?, no lo se, supongo que si, ¿alguien me recuerda?, no lo se, recuerdan todos los momentos que hemos pasado, tristes, alegres, llenos de dolor y alegría, lluviosos, soleados y con algo de ventisca… ¿alguien recordara esos momentos que pasamos juntos?… eso no lo se…

A veces creo que lo que haga no es suficiente, que debo descansar, otras, que por mucho que lo intente no logro mis objetivos y me frustra; que hay mucha presión a todos lados que observo, me doy cuenta de mis errores y trato muchas veces sin éxito de corregirlos; no hay alguien que me diga, ¡ánimo, tu puedes!, tranquilo, todo estará bien, con una tranquila sonrisa que reavive las llamas de la esperanza y confianza que hay en mi, luciendo apagadas en un rincón, rodeadas por oscuridad para que vuelva a brillar con luz propia…

Aun no encuentro la respuesta a esas interrogantes, aun no logro encontrarme del todo, pero, seguiré intentándolo por mucho que me lastimen, por mucho que a veces este solo y sin esperanza alguna, lo intentaré, así no pueda más… aunque las dudas me rodeen…

Soy una persona extraña, comencé algo deprimido y ahora siento que algo bueno puede pasar en las pocas horas que le restan al día, ando en una montaña rusa, sube y baje cada momento que pasa, no tengo idea del porque pase eso, quizá la luna tenga algo que ver y al ser doblemente del signo cáncer me vea más afectado como a las mareas… luego empiezo a decir cosa y media para distraerme, soy muy extraño y me hace preguntar, ¿alguien me querrá por eso, por lo extraño que soy?, por lo que hago, ¿alguien me admirará y me dirá esas palabras que tanto anhelo?, esas palabras que se las he dicho a muchas personas pero que todavía no he logrado que me las digan…

¿A alguien llegará a leer todo esto, sobre un chico conejo que esta deprimido y solitario?, no lo se; muchas preguntas sin respuesta y se incrementan a cada segundo que pasa… en verdad desearía que me las dijeran no por compromiso, sino porque les sale del corazón, muchas presiones a las cuales no estoy acostumbrado y me cuesta dejarlas de lado, hacer que resbalen… ¿alguien leerá esto?, si es así, avíseme.

Cuantos, cuentos y relatos sin o con mucho sentido.

Hola mi gente querida, les deseo que tengan buenos días, tardes o noches cuando estén leyendo este post aquí en Natsu & Descarrilado.
Bien, como hacía tiempo no subía un relato, me hace preguntar si será el bueno que haga revivir al blog, la verdad es que eso deseo y anhelo, dárle más seguimiento al blog, con post sin sentido (si, siendo un poco spammer 😛 ).
Pues bien, sin mucho que decir, espero disfruten de este breve cuento que les traigo y no olviden el comentar para que se sepa que quieren que se suba al blog, cuentos, relatos normales o las historias que ya se las saben 🙂

Vagando en este pervertido mundo me encuentro, no se aun que busco, no se porque camino, volteo a todos lados impaciente. Lo único que veo a mi alrededor es avaricia, donde si no tienes dinero no eres nadie, indiferencia, mentiras y traiciones… ¿Qué busco en este mundo?, muchos se hacen a diario esa pregunta, yo por el momento no soy la excepción. Eso no me agrada mucho.

Hace algunos días me había finalmente encontrado, sabía lo que buscaba y lo necesario para realizarlo. Ahora estoy perdido… ¿Qué sucedió en el transcurso de esos días ¿Qué me hizo desistir de mis sueños?, ¿Qué fue…?

Me siento confundido, mi mirada luce perdida, mi corazón late intermitentemente, primero rápido, luego muy lento, otras veces ni se siente su palpitar, mi respiración es calmada, demasiado calmada, no se entrecorta, mi boca se reseca un poco, nada que un poco de agua no pueda calmar… faltas de ortografía por aquí y por allá, desgraciadamente como ocurrió hace unas líneas atrás, no me salvo.
La oscuridad me rodea a pesar de estar muy iluminado, no distingo por el momento los brillantes colores de las lámparas incandescentes, de los semáforos que pasan de un color a otro cronométricamente y sin parecer que se aburren de hacerlo todo el día, los olores muchas veces insoportables de la ciudad no me molestan, me va y me viene; otra vez esa indiferencia mía, que patético soy…

Cierro los ojos en uno de los pocos parques que quedan dentro de la jungla de asfalto, me quito literalmente de las bocinas de los autos, los semáforos, el grito de los vendedores ambulantes y establecidos, la molesta música de ahora; estoy solo bajo un árbol, mis pesares se desvanecen, siento el aire que penetra cada poro de mi cuerpo, escucho con paz las hojas de los arboles mecerse como si una madre arrullara a su bebé. Mi mente empieza a divagar, la veo a ella, esta sonriendo, me observa y se acerca a mi tomándome de la mano, esa calidez me tranquiliza más de lo que ya me encontraba. Su brazo se posa en mi cintura, como si de roles hubiésemos cambiado dándome un tierno beso en mis labios el cual correspondo con algo de timidez, separándose un poco susurrando en mi oído-te quiero- me da un escalofrío que recorre mi cuerpo, la adrenalina recorre mi interior mientras mi corazón late desaforadamente, tanto, que siento que se va a salir de mi pecho si no lo controlo.

Un momento de paz, un momento conmigo mismo y con ella, quien luce feliz, sin preocupaciones, entrelaza sus dedos con los míos, sin separarse de mi lado besa mi cuello como si de un dulce se tratase, beso su frente incontables veces repitiéndonos los mucho que nos queremos y anhelamos estar juntos. A veces me dice que me extraña y su mirada cambia a la tristeza en un santiamén, la intento animar haciendo y comentando sarta de tonterías que se piensan en mi cabeza y salen por mis labios. Tonto- es su respuesta empezando a caminar rumbo a nuestra casa…

Abro los ojos y la veo dormida a mi lado, su respiración es pausada y calmada, no hay expresión alguna de preocupación en su rostro, se ve hermosa, más cuando sonríe entre sueños, lleva una camisa roja con mangas grises en su cuerpo, las sábanas cubren su cintura para abajo, su cabello oscuro luce un poco desaliñado por el tiempo que lleva usando mi brazo como almohada. Yo luzco una playera gris y bóxers oscuros, extraña combinación, pero siempre me he distinguido por eso cuando me visto. Observo cada detalle, su cabello, sus ojitos cerrados, su naricita, sus carnosos labios que me hacen querer comerlos a besos cada vez que están cerca de mi, su sexy espaldita morena, sus largas y delgadas piernas, todo su ser físico me vuelve loco, su ser espiritual y mental también, tiene defectos y eso la hace muy espectacular y hermosa.

Te adoro-le murmuro seductoramente, siento que se mueve un poco nerviosa y su sonrisa se expande centímetro a centímetro, respondiendo, creo que por inercia, yo a ti. Me sonrojo un poco al escuchar su respuesta y me hace pregunta si en verdad esta dormida o solo tiene los ojos cerrados disfrutando del momento mientras imagina mi rostro apenado por la respuesta que me dio.

Quiero pasar todos los días a tu lado, de primavera a primavera, mientras la blanca nieve caiga a la ciudad, aunque escondamos nuestros yo detrás de frágiles imágenes, aunque ese ángel sea incapaz de volar por el cielo invernal y esté perdido… yo quiero estar a tu lado en todo momento, buenos y malos, de abundancia como lo contrario, en amor y en nuestros intentos de soledad… no se que opines si tu también quieres estar a mi lado en todos esos momentos… por cierto, te quiero confesar algo, te quiero.

Sus ojos se abren muy lentamente al terminar mi discurso, no me dice nada y eso me preocupa, mi mente empieza a hacer historias de no le gustó, piensa que la quiero tener forzosamente a mi lado y otras tantas historias dignas de una novela que se vio interrumpida con un tierno beso en mis labios y un abrazo de su parte, como si no fueran necesarias las palabras…

En este mundo de egoísmo total, avaricia y exceso de velocidad, si nos detenemos un día a recapacitar y observar a nuestro alrededor, veremos y nos daremos cuenta de muchas cosas, así caeremos en cuenta que hay más cosas por las que luchar y disfrutar, porque el resultado, ese pequeño momento de satisfacción y gozo se quedará para siempre. Muchas veces no se necesitan palabras para expresar lo que uno siente por alguien, pero hay que también esas veces el recordarle a nuestros seres queridos, cuanto los amamos. Te adoro mucho princesa.