Natsueditorial diciembre 2012 Junio… ¿Diciembre?

Hola a todos, de nueva cuenta Natsu. Si, es Noche Buena y nadie me ha felicitado por la casi “navidá”, ya verán ¬¬,  les traerán puro carbón ¬¬

Bueno, antes de desviarme mas del tema y sin ser ardilla, como se diría por acá, que pasen alegremente con sus seres queridos estas fechas y tengan recuerdos inolvidables, la familia, nos guste o no, son los primeros amigos que tenemos (: así que hay que disfrutar con ellos.

Junio, ¿qué nos trajo la mitad del año?, mes de mi cumpleaños, con algunos altibajos, como de costumbre, pero lo único sobresaliente, fue esa fecha en que cumplí años, gracias a los que se acordaron de mí (:

Julio, mes de elecciones aquí en el país, mes del fraude ya conocido y la imposición… solo eso y ya, puras quejas de la vida, seguia alegremente platicando con vos :$ y así llego Agosto.

Con problemas en la conexión a internet y tu alejamiento, casi me devastan, lo único para reportar este mes (de lo que me acuerdo), fueron los juegos olimpicos y la “sorpresa” de México llevándose pura medalla de oro, puro vende humos, como llego a decir muy de vez en cuando..

Septiembre, (¿YIHAW? o como se escriba xD), tareas, temblores, mes de algo de angustia, mes algo movido, de “desapariciones” y mas alejamiento entre nosotros 😦

Octubre, hacerme cargo de la casa, olvidar mis deberes como admin de este espacio, retomar los estudios y ahora si, ir más seguro de lo que quiero, paso a paso.  Sorpresas muy gratas que me dejaron con la boca abierta.

Noviembre, penúltimo mes del año; lo que recuerdo fue que me concentré en los estudios y los tiempos que podíamos pasar juntos se limitaba -3- y aunque no quieras, ya voy para allá xD

Diciembre, así como escribí lo de Enero, llego Diciembre, donde nos terminamos por alejar más para encontrarnos, obvio, extraño también las largas charlas hasta la madrugada que solíamos tener (aunque ya no tan de madrugada ¬¬U), los momentos juntos y las peleas que nos llegaban a acercar. No se que nos depare el 2013, pero quisiera seguir a tu lado, ¿me lo permites :$?

Pues bien, aun quedan algunos días del año, viene navidad y la cena en noche buena, ojalá (y como mencioné al principio), se la pasen muy bien en compañía de los seres queridos, en un rato más a cenar y a pasarla con mi familia 🙂

Aquí nos estaremos viendo el próximo año. Que la paz esté con ustedes, pueden opinar en paz y felicitarme :P.

Feliz año nuevo y Feliz navidad

Natsueditorial Febrero-Mayo 2012

Hola, ¿cómo les va?, aquí en una nota mas de la serie de post que pondré a lo largo de estos últimos días del año, con respecto a lo ocurrido en este 20-12. El mes que le toca ahora es Febrero a Mayo

En Febrero lo más sobresaliente fue el hecho que continuaba con los estudios, dejando que mi cerebro se empapára y retomára el camino perdido mucho tiempo atrás, recordar eventos y superar traumas. Ese ciclo se estaba cumpliendo, superándome a mi mismo y empezando a agradarme.

De ahí, nos pasamos a Marzo, aquí seguía con más fuerza y decisión mi camino elegido, claro, había dudas y me llegaron a atormentar por mucho tiempo y otros temores del pasado querían renacer, era una incesante lucha entre mis demonios y yo por tomar el control de mi parte física y espiritual.

Así llego Abril, con muchas dudas e inquietudes, personas en mi entorno querían hacerme ver las consecuencias de mis acciones, mientras seguía con mi princesa (si lees esto, te adoro :P), aun mantenía algunas cosas ocultas, puesto que pensaba en no molestar a nadie con mis problemas. Fue cuando me di cuenta, a finales de mes, que aun no era tiempo para continuar con mis planes y que debía de detenerme un momento a recapacitar sobre ello. También que puedo lograr lo que quiero, cuando lo decido.

Mayo, a decir verdad, no fue muy movido este mes, puesto que estaba aun recuperándome de lo acontecido en Abril pasado, seguía conociéndote y enamorándome de ti a cada momento que pasaba a tu lado, claro, me daba cuenta de tus cambios de humor y ahora digo que fue en parte, culpa mía por no haber hecho algo para ayudárte en ello. Lo siento princesa (como te darás cuenta, ya no me disculpo tanto 😛 )

Bien, así termina este pequeño espacio, mañana será de Junio a Septiembre, una felicitación especial por las fiestas decembrinas, ojalá se lo pasen muy bien en compañía de sus seres queridos y si son algo grinch, pues también 🙂

Análisis, breve análisis de…

Hola gente, hacía tiempo que no me paso por acá, otra disculpa de las ya muchas que llevo con ustedes por no subir cuentos, analisis o cualquier cosa que se me ocurriese.

Bueno, este breve post se los dejo a consecuencia de la medalla de oro en fútbol olímpica conseguida por nuestro país, opacando el esfuerzo de los que se rompieron la madre (termino utilizado aquí en México para describir que en este caso, dieron todo o incluso mas, superando sus límites) para poner en lo alto deportivo a su país de origen…

Esto lo cito textualmene del grupo de Natsu & Descarrilado en Facebook (grupo no página), espeque que esta breve reflexión sea de su agrado y opinen sobre ello.

Saludos y hasta la próxima.

Felicidades (en serio) a los que fueron y se rompieron la mad.. en los juegos olímpicos, pero, celebraría esta medalla de oro si las condiciones fuesen otras y no que hoy casualmente aumentó de nuevo la gasolina, que en estos días el Tribunal Electoral va a declarar oficial a EPN como “presidente”, si la estupida guerra contra el narco no ha dejado a casi 100,000 fallecidos y otros miles de desaparecidos, si en verdad los recursos fuesen para el pueblo, que no hubiera discriminación entre nosotros mexicanos, que hubiera crecimiento y desarrollo en todo y no solo se viera el lado monetario… felicidades atletas, felicidades México, sigues haciendome ver que estoy totalmente equivocado y que el leer, saber, pensar y razonr no sirve de mucho en mi querido país…

Cosas, más cosas sin sentido del conejito… ¿HAGATA?

Mitad de mes, ya se que no he publicado algo en las últimas semanas, no hay pretextos… o tal vez si, no sé como lo quieran tomar de mi atraso en contar que diantres conmigo, donde están los cuentos y demás… el caso es que todo se me vino encima, no es tanto un pretexto o justificación, pero aquí andamos, no prometo que me vuelva a desaparecer algunos días más o que esté más pendiente del blog, porque ya saben, cuando hay planes, siempre ocurre un imprevisto y nos cambia todo, hasta el sentido del humor en veces…

Pues bueno, después de esta larga charla que no llevo a algún lugar, heme aquí, regresando, con “nuevos” cuentos, esto que les mostrare es un pequeño adelanto de el proyecto de este año (recordemos que el proyecto Rove &Love y Sunset Monnync fueron suspendidos un tiempo debido a problemas con la compu ¬¬U). Realmente no tengo idea de como vaya, supongo que bien, me esta gustando como se va desarrollando la historia, espero que sea de su agrado, ya que aunque parezca fácil, escribir coherentemente una historia, que se entienda, sea agradable a la vista, a la imaginación es muy complicado, pero se hace un gran esfuerzo en los cuentos.

No más palabras y espero lo disfruten el previo de lo que es HAGATA, más adelante les pondre biografias y demás de los personajes (si aprendo a dibujar, los bocetos de los mismo, pero no prometo nada sobre ello.

Mi vida… mi vida es una gran y aburrida rutina… ¿Por qué estoy aquí?, ¿tengo algún plan para mi vida?… los profesores en la secundaria me encaran diciéndome que necesito algún estimulante, ¿tengo que fingir que soy alguien mas solo para complacerlos?… pensar en mi futuro, ¿es que acaso existe el “futuro”?, si ni siquiera se quien soy y me exigen que cambie. ¿Cambio?, tengo una ligera perspectiva de lo que eso puede significar, pero, no tengo los ánimos necesarios para buscarlo. Una vida… mi vida; ¿Qué es la vida en si?; tantas preguntas sin respuesta y a cada minuto que pasa, las preguntas se incrementan mas y mas…

-Una joven mujer, recostada en su cama, los rayos del sol entran tímidamente por la ventana; su cabellera morada clara luce desaliñada por estar recostada toda la noche, sus pequeños ojos rasgados entreabiertos muestran unas ojeras bajo sus párpados, nunca antes concebidas; la luz matinal le molesta un poco, cubriéndose su rostro algo descuidado. Su cuerpo delgado y piel muy pálida muestra signos de falta de alimento y descanso en su sistema-.

¡Mina, levántate, ya casi es hora de irte a la escuela!

¿Escuela?… ¿para que?, para que me sigan recordando lo inútil que soy, que no aspirare a mas cosas en mi vida… odio toda mi rutina-poniéndose de pie y vistiéndose lo mas lentamente posible intentando ganar una batalla que sabe que perderá. Al terminar de arreglarse, se limita a tomar un pan con mantequilla que había en la mesa-ya me voy-dice antes de salir, sin escuchar respuesta alguna.

Al llegar a la esquina de la calle, se encuentra con su única amiga del colegio, quien luce algo impaciente -¡llegas tarde!-

Lo siento, me quede dormida, D.-responde Mina en medio de un largo y sonoro bostezo.

Deberías mejorar tu actitud, verás, anoche me pasó algo increíble…

Ya empezó con su sermón-piensa Mina bostezando de nueva cuenta- ¿Por qué todo mundo se tiene que meter en mi vida?, incluso D, solo porque tiene las mejores calificaciones, que le permiten el libre paso a las mejores universidades, incluso a cada minuto le están hablando para convencerla de entrar a esos lugares… ella es afortunada, su familia es rica y tiene un abanico interminable de posibilidades, sin embargo, ella las desperdicia; es linda físicamente, su piel es tersa como la seda, no como la mía que es muy áspera, es morena y delgada, yo parezco un muñeco de trapo muy descuidado, su cabello castaño bien cuidado, que le llega a la mitad de su espalda; el mío es corto, morado y descuidado como yo, sus ojos grandes color marrón, los míos parecen que no se abren por mas que intente, que decir de sus pechos, son mas grandes que los míos. Ella se ve bien en bañador o en cualquier ropa que utilice, debería ser modelo, que se yo… parece una princesa sacada de los cuentos de hadas que tanto se comenta, un cliché para mi gusto el comparar esas historias con personas reales,

-Y eso fue lo que me paso en esa pastelería, no debieron ser tan malos; ¿me escuchas?

-Si, ya se que debo mejorar mi actitud…

-No estaba hablando de eso, te comentaba de algo que me paso en la pastelería el día de ayer… a veces creo que no me haces caso-D comienza a llorar como niña pequeña, provocando que su compañera desganadamente la consuele un poco…

Es lo malo de ella, puede parecer muy madura, linda y sexy, pero es una niña pequeña y desesperante… ella siempre sonriendo y yo… yo no tengo idea de cómo somos amigas.

-Ya, lo siento, no llores… ya se, te comprare un pastelillo cuando salgamos de la escuela… y algo mas que tu quieras.

D, deja de llorar instantáneamente y con una larga sonrisa en su rostro le indica que acepta el trato.

Odio que sea tan…-la campana del colegio suena, interrumpiendo cualquier intento de reproche o respuesta alguna por parte de ellas.

Justo a tiempo para que inicie la clase, las chicas llegan. Mina observa por la ventana, luce más desganada que antes, sus ojos no muestran brillo alguno, aburrida, desesperada, enojada. Sus pensamientos son interrumpidos por algo que le llama la atención en el cielo. Pequeñas explosiones como si de fuegos artificiales se tratase.

HAGATA…-menciona para sus adentros- ahí… ¿ahí sabre que es la libertad?… es imposible para alguien como yo el que entre a esa prestigiosa escuela…-suspirando un poco, deja pasar el tiempo de clases y parte del descanso.

¿Estas bien?-pregunta D algo preocupada-has estado suspirando todo el día, no es por un chico.

No pasa nada D-le sonríe algo desganada-solo que… ¿no has pensado en lo que nos depara el futuro?, en donde quieres estudiar o si quieres trabajar o ambas; ¿sabes?, cuando era niña tenía muchas expectativas y sueños, incluso vi un comercial en televisión que me impacto.

D se sienta a su lado y la escucha en silencio.

Aun lo recuerdo… era de la academia de guardianes, desde ese día, desee ser una cadete y luchar para lograrlo. Lo malo fue que me fui desanimando, por parte de mis padres y mis entonces amigos. Me decían que no llegaría a ser eso, que dejara de soñar. Quería demostrarles que podía, pero… sus comentarios terminando introduciéndose bien en mi cabeza y… ahora soy eso, desganada y desanimada, muy conformista y sin deseos de aspirar a mas… ahora que lo pienso, que tonta de mi parte, el ilusionarme por un simple comercial de televisión…

Ambas se quedan observando el cielo azul, hay unas cuantas nubes, tan cercanas como para poder tocarlas, pero tan lejos como para alcanzarlas, la brisa es suave que les mece los cabellos, sus compañeros gritando y corriendo como pequeños en una guardería, los pájaros cantando. La pequeña piscina de la escuela refleja la gran esfera dorada que provee de luz y calor al planeta

Sabes, yo también… yo también desde niña he querido entrar a ese colegio- Mina se sorprende y la observa muy incrédula, provocando que su amiga se ría un poco-claro, no ser una cadete en si, sino aprender a reparar las majestuosas máquinas que surcan el cielo y los confines del espacio, crearlas desde su estructura. Eso es lo que deseo, aun sabiendo que va en contra de los deseos de mis padres, que quieren que siga estudiando y me dedique al negocio local…

Después de eso, ambas se quedaron calladas el resto del día, hasta sonar la campana del fin de clases. Mucho tiempo tuvo que pasar para que se conocieran finalmente. Al caminar directo al área comercial de la ciudad, D se detiene. Tiene la mirada muy pensativa y firme. Mina la observa algo confundida. Siguen en silencio, dejando que los coches sigan sonando su bocina en el insufrible tráfico, las personas en su propio mundo, algunas platicando, otras en silencio, no siendo ellas la excepción, aunque con una diferencia. Hasta ese mismo momento, no se habían mantenido calladas por tantas horas.

Lo estuve pensando mucho y… ¿recuerdas lo que me dijiste en la mañana, que me comprarías lo que yo quisiera?, que tal si lo cambiamos para que entremos a ese colegio -D comenta rompiendo finalmente el silencio, sonrojándose un poco después de externarlo.

Mina la sigue observando, se nota muy seria, pero su semblante cambia a una ligera sonrisa y afirmación. Hacia algunos años que se conocían y D nunca había visto sonreír a su amiga, ni siquiera por error, así que ese acto, la asusto un poco. Todo el mundo seguía haciendo sus cosas, ignorando al par de chicas que se veían a los ojos, desafiando su futuro y deteniendo un poco el vaivén de los peatones.

Paladín-Mina responde algo animada, la confusión en el rostro de D es más evidente, aun no cae en cuenta que su amiga esta sonriendo y menos la respuesta. Los minutos pasan y el viento cambia de velocidad, volviéndose más fuerte que antes y de dirección, sus uniformes de la escuela, bailan el vals impuesto por las corrientes ventosas de la ciudad. De nuevo el silencio entre ambas, que poco a poco retoman su andar entre las calles invernales directo a su destino.

Lo que mas me preocupo en ese entonces, fue que no era una mas de sus locas alucinaciones, sino algo real propuesto por ella. En este tiempo, no se había aterrizado algo entre nosotras. Quien hubiera imaginado lo que pasaría después…

Ambas llegan a una cafetería de medio lujo. Las mesas brillando, todo se alcanza a reflejar a través de la superficie, un par de tazas sobre unos platitos, esperando a ser utilizados como pretexto a mitad de una plática. Al fondo se alcanza a ver el área del buffet con diversos pastelillos y panes de lujo que se puedan comprar a esos bajos precios. El lugar esta llego de clientes que uno a uno entran y salen como si no hubiera un mañana.

Las chicas se sientan cerca de una ventana a pocos pasos de la comida, ya que era la única mesa disponible en esos momentos. Afuera, en las calles se ve que unos copos blancos caen del cielo, iluminando un poco la apagada ciudad. Los faroles empiezan a prender uno detrás del otro. Ambas se mantienen expectantes.

¿Crees que podamos entrar a ese colegio?-pregunta Mina viendo a través del vidrio que las separa del exterior, retomando su figura seria de siempre.

Yo creo que si-responde D, imitando un poco las facciones de su amiga-por cierto, ¿porque me llamas D?

¡Hm!… luego te digo. No se si pueda hacerlo. No se si pueda entrar a ese lugar, no me siento con la capacidad suficiente para…

¡Si puedes!-D golpea la mesa con tal fuerza que casi la tira, haciendo que todos los presentes observaran al lugar donde se escucho el ruido. Al sentir las miradas expectantes de los clientes, oculta su sonrojado rostro como puede, mientras Mina no le presta atención al alboroto de su alrededor. Al ver que no pasaba nada fuera de lo normal, todos siguen como si el incidente nunca hubiese pasado.

Si puedes hacerlo, Mina…-se escucha tímidamente-podemos… podemos hacerlo-sus manos tiemblan por el nerviosismo provocado anteriormente, que casi derrama el líquido caliente sobre su ropa, pero esto es detenido por la mano de su amiga, quien sigue observando el caminar de los cientos de personas en la calle, apresurados ahora por la intensa nevada que los sorprendió.

D se tranquiliza un poco, bebiendo y quedándose en silencio, pasando así toda la tarde sin que se dijera palabra alguna.