Natsueditorial diciembre 2012 Junio… ¿Diciembre?

Hola a todos, de nueva cuenta Natsu. Si, es Noche Buena y nadie me ha felicitado por la casi “navidá”, ya verán ¬¬,  les traerán puro carbón ¬¬

Bueno, antes de desviarme mas del tema y sin ser ardilla, como se diría por acá, que pasen alegremente con sus seres queridos estas fechas y tengan recuerdos inolvidables, la familia, nos guste o no, son los primeros amigos que tenemos (: así que hay que disfrutar con ellos.

Junio, ¿qué nos trajo la mitad del año?, mes de mi cumpleaños, con algunos altibajos, como de costumbre, pero lo único sobresaliente, fue esa fecha en que cumplí años, gracias a los que se acordaron de mí (:

Julio, mes de elecciones aquí en el país, mes del fraude ya conocido y la imposición… solo eso y ya, puras quejas de la vida, seguia alegremente platicando con vos :$ y así llego Agosto.

Con problemas en la conexión a internet y tu alejamiento, casi me devastan, lo único para reportar este mes (de lo que me acuerdo), fueron los juegos olimpicos y la “sorpresa” de México llevándose pura medalla de oro, puro vende humos, como llego a decir muy de vez en cuando..

Septiembre, (¿YIHAW? o como se escriba xD), tareas, temblores, mes de algo de angustia, mes algo movido, de “desapariciones” y mas alejamiento entre nosotros 😦

Octubre, hacerme cargo de la casa, olvidar mis deberes como admin de este espacio, retomar los estudios y ahora si, ir más seguro de lo que quiero, paso a paso.  Sorpresas muy gratas que me dejaron con la boca abierta.

Noviembre, penúltimo mes del año; lo que recuerdo fue que me concentré en los estudios y los tiempos que podíamos pasar juntos se limitaba -3- y aunque no quieras, ya voy para allá xD

Diciembre, así como escribí lo de Enero, llego Diciembre, donde nos terminamos por alejar más para encontrarnos, obvio, extraño también las largas charlas hasta la madrugada que solíamos tener (aunque ya no tan de madrugada ¬¬U), los momentos juntos y las peleas que nos llegaban a acercar. No se que nos depare el 2013, pero quisiera seguir a tu lado, ¿me lo permites :$?

Pues bien, aun quedan algunos días del año, viene navidad y la cena en noche buena, ojalá (y como mencioné al principio), se la pasen muy bien en compañía de los seres queridos, en un rato más a cenar y a pasarla con mi familia 🙂

Aquí nos estaremos viendo el próximo año. Que la paz esté con ustedes, pueden opinar en paz y felicitarme :P.

Feliz año nuevo y Feliz navidad

Anuncios

Natsueditorial 2012-2013 Enero

Hola mi gente querida y no tan querida, aquí una publicación más del blog abandonado por su propio creador, donde muchas cosas han ocurrido a lo largo de este año. Para no hacer el cuento mas largo, en esta serie de posts que estoy creando, hago recopilación de lo que ha sido mi año 20-12; muchos de ustedes se encuentran molestos, por el supuesto “fin del mundo”, que esperaban con muchas ansias, empero déjenme decirles que hubo un fin en nosotros y un renacimiento espiritual se está llevando a cabo.

Pero bueno, mantenganse calmados, que ya muchas bromas y comentarios se han hecho al respecto sobre ese tema.

Enero, ¿Qué le paso al conejito en enero?

Pues el inicio del año fue mejor del que esperaba, dado que después de verla cerca a fin del 2011, superé mis traumas, algunos y a darle pa´lante, como se dice comunmente. Retomé los estudios y déjenme decirles, que nos quejamos que para que nos sirve eso y en realidad, nos sirve porque aprendemos a defendernos, aprendemos a cuestionar nuestras ideologías y pensamientos y creencias de forma tal, que nos sentimos renovados; pero como la educación está “peleada” con la sociedad y los maestros no ponen de su parte para incentivar  a los jóvenes (lol, me sentí como un viejo regañón :P) y los jóvenes de ahora que solo piensan en el desmadre y las cuestiones rápidas, no les importa que suceda con los demás… si, me desvié del tema, pero no importa.

Si, retomé mis estudios y me convencí de que eso es lo mejor para mi, ya que los retomé con ayuda de alguien muy especial, quien me incentivó y eso, más mi iniciativa, estoy aquí ahora contándoles sobre lo que prevaleció, en su mayoría, el mes de enero de este 2012.

Aun hay más que contar sobre este año, pero eso será el día de mañana, que viene febrero.

Saludos y hasta mañana.

Cuantos, cuentos y relatos sin o con mucho sentido.

Hola mi gente querida, les deseo que tengan buenos días, tardes o noches cuando estén leyendo este post aquí en Natsu & Descarrilado.
Bien, como hacía tiempo no subía un relato, me hace preguntar si será el bueno que haga revivir al blog, la verdad es que eso deseo y anhelo, dárle más seguimiento al blog, con post sin sentido (si, siendo un poco spammer 😛 ).
Pues bien, sin mucho que decir, espero disfruten de este breve cuento que les traigo y no olviden el comentar para que se sepa que quieren que se suba al blog, cuentos, relatos normales o las historias que ya se las saben 🙂

Vagando en este pervertido mundo me encuentro, no se aun que busco, no se porque camino, volteo a todos lados impaciente. Lo único que veo a mi alrededor es avaricia, donde si no tienes dinero no eres nadie, indiferencia, mentiras y traiciones… ¿Qué busco en este mundo?, muchos se hacen a diario esa pregunta, yo por el momento no soy la excepción. Eso no me agrada mucho.

Hace algunos días me había finalmente encontrado, sabía lo que buscaba y lo necesario para realizarlo. Ahora estoy perdido… ¿Qué sucedió en el transcurso de esos días ¿Qué me hizo desistir de mis sueños?, ¿Qué fue…?

Me siento confundido, mi mirada luce perdida, mi corazón late intermitentemente, primero rápido, luego muy lento, otras veces ni se siente su palpitar, mi respiración es calmada, demasiado calmada, no se entrecorta, mi boca se reseca un poco, nada que un poco de agua no pueda calmar… faltas de ortografía por aquí y por allá, desgraciadamente como ocurrió hace unas líneas atrás, no me salvo.
La oscuridad me rodea a pesar de estar muy iluminado, no distingo por el momento los brillantes colores de las lámparas incandescentes, de los semáforos que pasan de un color a otro cronométricamente y sin parecer que se aburren de hacerlo todo el día, los olores muchas veces insoportables de la ciudad no me molestan, me va y me viene; otra vez esa indiferencia mía, que patético soy…

Cierro los ojos en uno de los pocos parques que quedan dentro de la jungla de asfalto, me quito literalmente de las bocinas de los autos, los semáforos, el grito de los vendedores ambulantes y establecidos, la molesta música de ahora; estoy solo bajo un árbol, mis pesares se desvanecen, siento el aire que penetra cada poro de mi cuerpo, escucho con paz las hojas de los arboles mecerse como si una madre arrullara a su bebé. Mi mente empieza a divagar, la veo a ella, esta sonriendo, me observa y se acerca a mi tomándome de la mano, esa calidez me tranquiliza más de lo que ya me encontraba. Su brazo se posa en mi cintura, como si de roles hubiésemos cambiado dándome un tierno beso en mis labios el cual correspondo con algo de timidez, separándose un poco susurrando en mi oído-te quiero- me da un escalofrío que recorre mi cuerpo, la adrenalina recorre mi interior mientras mi corazón late desaforadamente, tanto, que siento que se va a salir de mi pecho si no lo controlo.

Un momento de paz, un momento conmigo mismo y con ella, quien luce feliz, sin preocupaciones, entrelaza sus dedos con los míos, sin separarse de mi lado besa mi cuello como si de un dulce se tratase, beso su frente incontables veces repitiéndonos los mucho que nos queremos y anhelamos estar juntos. A veces me dice que me extraña y su mirada cambia a la tristeza en un santiamén, la intento animar haciendo y comentando sarta de tonterías que se piensan en mi cabeza y salen por mis labios. Tonto- es su respuesta empezando a caminar rumbo a nuestra casa…

Abro los ojos y la veo dormida a mi lado, su respiración es pausada y calmada, no hay expresión alguna de preocupación en su rostro, se ve hermosa, más cuando sonríe entre sueños, lleva una camisa roja con mangas grises en su cuerpo, las sábanas cubren su cintura para abajo, su cabello oscuro luce un poco desaliñado por el tiempo que lleva usando mi brazo como almohada. Yo luzco una playera gris y bóxers oscuros, extraña combinación, pero siempre me he distinguido por eso cuando me visto. Observo cada detalle, su cabello, sus ojitos cerrados, su naricita, sus carnosos labios que me hacen querer comerlos a besos cada vez que están cerca de mi, su sexy espaldita morena, sus largas y delgadas piernas, todo su ser físico me vuelve loco, su ser espiritual y mental también, tiene defectos y eso la hace muy espectacular y hermosa.

Te adoro-le murmuro seductoramente, siento que se mueve un poco nerviosa y su sonrisa se expande centímetro a centímetro, respondiendo, creo que por inercia, yo a ti. Me sonrojo un poco al escuchar su respuesta y me hace pregunta si en verdad esta dormida o solo tiene los ojos cerrados disfrutando del momento mientras imagina mi rostro apenado por la respuesta que me dio.

Quiero pasar todos los días a tu lado, de primavera a primavera, mientras la blanca nieve caiga a la ciudad, aunque escondamos nuestros yo detrás de frágiles imágenes, aunque ese ángel sea incapaz de volar por el cielo invernal y esté perdido… yo quiero estar a tu lado en todo momento, buenos y malos, de abundancia como lo contrario, en amor y en nuestros intentos de soledad… no se que opines si tu también quieres estar a mi lado en todos esos momentos… por cierto, te quiero confesar algo, te quiero.

Sus ojos se abren muy lentamente al terminar mi discurso, no me dice nada y eso me preocupa, mi mente empieza a hacer historias de no le gustó, piensa que la quiero tener forzosamente a mi lado y otras tantas historias dignas de una novela que se vio interrumpida con un tierno beso en mis labios y un abrazo de su parte, como si no fueran necesarias las palabras…

En este mundo de egoísmo total, avaricia y exceso de velocidad, si nos detenemos un día a recapacitar y observar a nuestro alrededor, veremos y nos daremos cuenta de muchas cosas, así caeremos en cuenta que hay más cosas por las que luchar y disfrutar, porque el resultado, ese pequeño momento de satisfacción y gozo se quedará para siempre. Muchas veces no se necesitan palabras para expresar lo que uno siente por alguien, pero hay que también esas veces el recordarle a nuestros seres queridos, cuanto los amamos. Te adoro mucho princesa.

Caprichoso Capricornio- Los 7 cuentos de tu cumpleaños P.5

Hola chicos y chicas que visitan este blog, antes que cualquiero otra cosa, muchas gracias por seguir haciendo de este sitio de su preferencia (:

Bien, viajando y viajando en mi tren de ciudad en ciudad como gitano que soy, aun no encontrando formalmente un lugar al que pueda llamar hogar, me he dado cuenta de muchas cosas, muchas que, la mayoría, se publican aquí, como redescubrir el amor en uno mismo, la pasión que uno tiene escondida y que lo lleva a lograr nuestras metas, sueños, como quieran llamarle. Bien, parte 5, me parece, ahora reviso y si es así, lo corrijo rápidamente, parte 5 de Caprichoso Capricornio, los 7 cuentos de tú cumpleaños, espero lo disfruten. Nos vemos en la siguiente parte de C.C.

Dos de la mañana, una fría y oscura habitación; siento que no es tan fría puesto que la temperatura no es del todo agradable. Solo con mi alma; no puedo decir que mi sombra puesto que es de noche; solo en ese cuarto. Mi respiración se agita, el sudor se hace presente, mi nariz irritada, la comezón incomoda aparece por todo mi cuerpo, brazos, cuello, pecho, espalda, piernas, incluso en mi trasero y entrepiernas; pienso, “otro baño no, me va a matar si lo hago de nuevo… no tengo ni 5 o 10 minutos que salí de la ducha”.

Veo el celular, son las 2:05 de la mañana, cierro los ojos y me intento tranquilizar, pero es imposible, sabiendo que estoy solo en esa habitación; el calor es insoportable, la picazón lo es mas o igual que el calor, de mi nariz siento que sale un liquido transparente, si, ese líquido que ha hecho que mi nariz quede irritada, tanto que me duele ya el respirar por esa cavidad, los papeles desechables de mentol yacen en una bolsa al lado de la cama; reviso el celular, 2:07 de la mañana; “parece que espero una llamada o algo así”, pienso al tiempo que levanto el teléfono fijo de la casa e intento marcar un numero que no me viene a la mente. Solo se escucha el tono de marcado…

Solo en la casa, en la habitación “fría” y oscura, con una terrible fiebre que me ha tenido tumbado en cama por no se cuanto tiempo o días; pueden ser un par pero ando muy fatigado para pensar bien o relacionar el tiempo que llevo ahí metido. No he comido y eso me preocupa, tengo solo fuerza suficiente para darme pequeñas duchas de agua fría con la esperanza de bajar la temperatura de mi cuerpo. El termómetro indica casi 39 grados o 39, es muy pequeño para ver el número y mis ojos no abren lo suficiente como para saberlo bien.

En soledad veo el celular; no se cuantas veces lo he hecho ya, 2:10 de la mañana, no puedo dormir y eso me frustra, cosa que se va como por arte de magia al ver el día. Una pequeña sonrisa cansada se muestra en mi rostro. “Buenas noches princesa y… feliz cumpleaños”, balbuceo quedándome dormido finalmente, después de varias horas de luchar contra mi insomnio… “Feliz Cumpleaños, princesa, te desea, el conejito enfermo”.