Natsueditorial diciembre 2012 Junio… ¿Diciembre?

Hola a todos, de nueva cuenta Natsu. Si, es Noche Buena y nadie me ha felicitado por la casi “navidá”, ya verán ¬¬,  les traerán puro carbón ¬¬

Bueno, antes de desviarme mas del tema y sin ser ardilla, como se diría por acá, que pasen alegremente con sus seres queridos estas fechas y tengan recuerdos inolvidables, la familia, nos guste o no, son los primeros amigos que tenemos (: así que hay que disfrutar con ellos.

Junio, ¿qué nos trajo la mitad del año?, mes de mi cumpleaños, con algunos altibajos, como de costumbre, pero lo único sobresaliente, fue esa fecha en que cumplí años, gracias a los que se acordaron de mí (:

Julio, mes de elecciones aquí en el país, mes del fraude ya conocido y la imposición… solo eso y ya, puras quejas de la vida, seguia alegremente platicando con vos :$ y así llego Agosto.

Con problemas en la conexión a internet y tu alejamiento, casi me devastan, lo único para reportar este mes (de lo que me acuerdo), fueron los juegos olimpicos y la “sorpresa” de México llevándose pura medalla de oro, puro vende humos, como llego a decir muy de vez en cuando..

Septiembre, (¿YIHAW? o como se escriba xD), tareas, temblores, mes de algo de angustia, mes algo movido, de “desapariciones” y mas alejamiento entre nosotros 😦

Octubre, hacerme cargo de la casa, olvidar mis deberes como admin de este espacio, retomar los estudios y ahora si, ir más seguro de lo que quiero, paso a paso.  Sorpresas muy gratas que me dejaron con la boca abierta.

Noviembre, penúltimo mes del año; lo que recuerdo fue que me concentré en los estudios y los tiempos que podíamos pasar juntos se limitaba -3- y aunque no quieras, ya voy para allá xD

Diciembre, así como escribí lo de Enero, llego Diciembre, donde nos terminamos por alejar más para encontrarnos, obvio, extraño también las largas charlas hasta la madrugada que solíamos tener (aunque ya no tan de madrugada ¬¬U), los momentos juntos y las peleas que nos llegaban a acercar. No se que nos depare el 2013, pero quisiera seguir a tu lado, ¿me lo permites :$?

Pues bien, aun quedan algunos días del año, viene navidad y la cena en noche buena, ojalá (y como mencioné al principio), se la pasen muy bien en compañía de los seres queridos, en un rato más a cenar y a pasarla con mi familia 🙂

Aquí nos estaremos viendo el próximo año. Que la paz esté con ustedes, pueden opinar en paz y felicitarme :P.

Feliz año nuevo y Feliz navidad

Anuncios

Natsueditorial 2012-2013 Enero

Hola mi gente querida y no tan querida, aquí una publicación más del blog abandonado por su propio creador, donde muchas cosas han ocurrido a lo largo de este año. Para no hacer el cuento mas largo, en esta serie de posts que estoy creando, hago recopilación de lo que ha sido mi año 20-12; muchos de ustedes se encuentran molestos, por el supuesto “fin del mundo”, que esperaban con muchas ansias, empero déjenme decirles que hubo un fin en nosotros y un renacimiento espiritual se está llevando a cabo.

Pero bueno, mantenganse calmados, que ya muchas bromas y comentarios se han hecho al respecto sobre ese tema.

Enero, ¿Qué le paso al conejito en enero?

Pues el inicio del año fue mejor del que esperaba, dado que después de verla cerca a fin del 2011, superé mis traumas, algunos y a darle pa´lante, como se dice comunmente. Retomé los estudios y déjenme decirles, que nos quejamos que para que nos sirve eso y en realidad, nos sirve porque aprendemos a defendernos, aprendemos a cuestionar nuestras ideologías y pensamientos y creencias de forma tal, que nos sentimos renovados; pero como la educación está “peleada” con la sociedad y los maestros no ponen de su parte para incentivar  a los jóvenes (lol, me sentí como un viejo regañón :P) y los jóvenes de ahora que solo piensan en el desmadre y las cuestiones rápidas, no les importa que suceda con los demás… si, me desvié del tema, pero no importa.

Si, retomé mis estudios y me convencí de que eso es lo mejor para mi, ya que los retomé con ayuda de alguien muy especial, quien me incentivó y eso, más mi iniciativa, estoy aquí ahora contándoles sobre lo que prevaleció, en su mayoría, el mes de enero de este 2012.

Aun hay más que contar sobre este año, pero eso será el día de mañana, que viene febrero.

Saludos y hasta mañana.

Cosas y más cosas de un conejito enfermo y estudioso

Que onda mi gente, una disculpa por seguirlos teniendo abandonados,  el colegio y trabajos y tarea me han traído muy loco ultimamente.

Pues bien, se han de preguntar ¿y el blog, apá?, aquí sigue vivo, sin muchas actualizaciones por lo mencionado anteriormente, además que he estado muy enfermo y en cama reposando, pensando que historias ponérles aquí en este espacio. La realidad es que aun con eso, no se me ha ocurrido algo que escribir (sacan unas antorchas y tridentes; se me fue el nombre ahora; para lincharme)
Sin mucho que decir y para no hacerles el cuento largo o corto (¿?), he andado sin mucha imagnación, como buena persona que soy, le echaré la culpa a alguien más, como es el gobierno, que solo quiere esclavos sin razonamiento, cercános a las máquinas.

 

Han sucedido muchas cosas al respecto donde puedo expresar mi opinión, donde en teoría, la famosa libertad de expresión, me da ese derecho fundamental, pero todas sabemos que no existe tal libertad, puesto que quienes llegan a ejercerla, son castigados y hasta visto menos por la “sociedad” que vivimos actualmente, llamándonos soñadores, idiotas y más cosas, solo por no estar de acuerdo en sus opiniones o lo que nos quieren imponer, caso conocida, las televisoras y sus telenovelas que no cambian, donde la mala o una de tres cosas le pasan, muere, se queda liciada o trás las rejas y donde la “heroína”, que viene de un barrio pobre, se casa con el principe “azul” y con la premisa de “viven felices para siempre”; con eso andan entreteniendo al pueblo.

¿Es en verdad lo que queremos?, que nos sigan dando “pan y circo”, para ellos solo sentárse a ver como el país se va; perdonen la expresión; se  va a la mierda, donde las noticias son manipuladas a su antojo, donde casos se quedan impunes, hay fraudes y robos al por mayor, esquizofrénias y paranoias al mayoreo, que si el Chicharito metió gol en no se contra quien jugo, que si EPN ganó la elección en Estados Unidos, según las encuestadoras, que si algún famoso se sacó un moco, hay que alabarlo por haberlo hecho con tal mesura y cuidado…

¿Ya basta, no?, de tanta imposición, de tanta estupidez que nos quiren meter a fuerza con la televisión y sus noticias de “vamos ganando y todo esta muy bien”… uy y ni me digan, porque ahí viene el Pobretón, digo Teletón, donde las lágrimas más falsas llegan al “corazón de pollo del mexicano”… Si, hay muchos temas que aundar, muchas historias que develar, muchos estigmas que quitarnos de la cabeza y aquí ando yo, un chico con orejas de conejo y larga oz, buscando nuevos hechizos que realizar, aquí ando yo, tratando de que se despeje la bruma que nos rodea y no nos deja ver que vamos a un camino sin salida…

Hasta la próxima que me acuerde que este blog existe xD

Cosas del conejo triste, melancólico y afortunado.

Hola gente querida, como les va, ¿creen que los dejaría abandonados?, pues… 50/50 xD, aquí dando un pequeño y breve paseo por mi abandonado blog, donde aun recopilo experiencias e historias las cuales contar. Este espacio es libre, pueden opinar si les gusta o no lo expuesto por este servidor. Sin más preambulo, les dejo este breve relato, espero lo disfruten (:

No se cuantas veces me encuentro rodeado de la oscuridad de la noche, postrado en mi cama, las lagrimas que salen de mi ser sin poder ser controladas, los pensamientos que como metrallas interminables, se disparan en mi cabeza la cual trato de controlar… el insomnio es terrible, no he comido bien últimamente, pensando que eso me dejaría dormir, que tonto he sido; sin alimento ni descanso, aun forzó mi cuerpo maltrecho…

Cierro los ojos y los pensamientos se detienen, veo algo, es mi alma que lleva abrazado mi corazón y mi fe, la lluvia torrencial trata de detenerla y los truenos son tan fuertes que llegan a asustar, pero mi alma que parece en pena no le importa mucho siguiendo su camino, como si estuviese trazado con marcador blanco sobre el pantanoso bosque en el que se encuentra. ¿Qué busca tan desesperadamente?, me pregunto sin encontrar aparente respuesta. Al observarla detenidamente parece ser que está llorando, pero la tormenta me impide ver con acierto.

Pasan los minutos y sigue recorriendo ese inmenso bosque, kilómetro tras kilómetro, se aferra más a lo que llamaré, “el cargamento”, peligrosos animales intentan detenerlo, pero el los ignora, prosiguiendo con lo suyo; -creo que se encuentra perdido-pienso aun observándolo de lejos, cuestionándome si ese en verdad soy yo, alguien que llora ante la mas mínima eventualidad o que se deja llevar por su pervertida mente la cual aun no puede controlar y su alma busca eso para realizarlo… algo me llama la atención y es que hemos llegado a un gran lago, cristalino, rodeado del otro lado de un hermoso campo verde con algunas flores, los árboles están radiantes, llenos de vida, en cambio, donde mi alma y yo nos encontramos, es sinuoso, parece naturaleza muerta; -dos caras de una misma moneda-pienso acercándome a mi…

¿Por qué tengo de pronto miedo?, ¿Por qué no confío en mi?… confío… me río ante un inminente juego de palabras y recuerdo que todo lo que he estado haciendo es por un sueño que tengo que cumplir, las lágrimas y tristezas derramadas en el trayecto, son la alegría de un mejor mañana, de un mejor hoy; la lluvia es mi propia confusión y miedos, la cual me empapan, pero continuo levantándome cada vez que llego a caer, el camino sinuoso ha sido uno que elegí en su momento, el más largo y tal vez agotador para una meta máxima, que se encuentra justo en frente de mi y que me negaba a ver…
¿Por qué tememos ser felices?… porque tal vez tengamos miedo a perder esa felicidad y a no encontrarla jamás-me pregunto y respondo como por inercia… miedo… ¿Qué es el miedo en si?, lo poco que se del tema, es que es una forma de protección, la cual en un momento dado nos puede dejar paralizados y con la mente bloqueada, la sangre no recorre bien nuestro cuerpo y por ende, nos quedamos catatónicos ante una eventualidad o atraso posible… todo, por nuestra pervertida mente…

He pasado por muchos momentos malos, tristes, he llorado como nunca, he gritado, pataleado, maldecido… pero al final de cuentas, al abrir los ojos y notar que ya amaneció, me encuentro llorando de nueva cuenta solo en esa habitación que quiere tímidamente irradiar algo de calor; noto el ruido de los coches pasar fuera de mi casa, los camiones de carga con su ruidoso motor que despertarían a los mismos muertos, los perros ladrando, las aves cantando y mis ojos y cuerpo, que desea descansar unos minutos más, pero que por la inercia misma que me conozco, me es muy difícil volverme a dormir… a soñar… dicen que soñar es gratis, pero en esta época y me imagino que en otras antes que la actual, a los soñadores nos tomaban por ingenuos, idiotas, masoquistas y otros sinónimos de los cuales no estoy de humor para comentar o escribir…

¿Por qué tememos soñar?… ahí de nuevo esa palabra “miedo”… ¿acaso tenemos miedo de todo, hasta de nuestra sombra?-me recuerda a Coraje, el perro cobarde-me río ante la ironía de que a pesar del temor que lleguemos a sentir, si se hace algo para superarlo, indudablemente lograremos el éxito, material, como espiritual… la tan ansiada libertad que todos anhelamos y que muy pocos logran conseguir, dominar a la mente sobre el cuerpo.

¿Por qué no aceptarnos?… ¿Por qué no amarme como soy?, miedo… esa palabra vive en nuestro vocabulario sin si quiera darnos cuenta, vive con nosotros, es parte nuestra a la cual hay que amar y reconocer… tengo miedo de ser feliz, pero ese miedo me impulsa a en verdad conseguir lo que quiero, mi sueño de estar a tu lado… pero la pregunta aquí es, ¿quieres estar a mi lado?, pasaremos días claros y oscuros, nublados, con lluvia, tormenta, algunas veces nos desesperaremos y diremos cosas que nos hieran, pero aun así estaré a tu lado, estaremos juntos superándolo… eso es lo que yo quiero y anhelo, pasar mis días disfrutando de tu compañía… espero que tu también quieras estar conmigo.