Cuantos, cuentos y relatos sin o con mucho sentido.

Hola mi gente querida, les deseo que tengan buenos días, tardes o noches cuando estén leyendo este post aquí en Natsu & Descarrilado.
Bien, como hacía tiempo no subía un relato, me hace preguntar si será el bueno que haga revivir al blog, la verdad es que eso deseo y anhelo, dárle más seguimiento al blog, con post sin sentido (si, siendo un poco spammer 😛 ).
Pues bien, sin mucho que decir, espero disfruten de este breve cuento que les traigo y no olviden el comentar para que se sepa que quieren que se suba al blog, cuentos, relatos normales o las historias que ya se las saben 🙂

Vagando en este pervertido mundo me encuentro, no se aun que busco, no se porque camino, volteo a todos lados impaciente. Lo único que veo a mi alrededor es avaricia, donde si no tienes dinero no eres nadie, indiferencia, mentiras y traiciones… ¿Qué busco en este mundo?, muchos se hacen a diario esa pregunta, yo por el momento no soy la excepción. Eso no me agrada mucho.

Hace algunos días me había finalmente encontrado, sabía lo que buscaba y lo necesario para realizarlo. Ahora estoy perdido… ¿Qué sucedió en el transcurso de esos días ¿Qué me hizo desistir de mis sueños?, ¿Qué fue…?

Me siento confundido, mi mirada luce perdida, mi corazón late intermitentemente, primero rápido, luego muy lento, otras veces ni se siente su palpitar, mi respiración es calmada, demasiado calmada, no se entrecorta, mi boca se reseca un poco, nada que un poco de agua no pueda calmar… faltas de ortografía por aquí y por allá, desgraciadamente como ocurrió hace unas líneas atrás, no me salvo.
La oscuridad me rodea a pesar de estar muy iluminado, no distingo por el momento los brillantes colores de las lámparas incandescentes, de los semáforos que pasan de un color a otro cronométricamente y sin parecer que se aburren de hacerlo todo el día, los olores muchas veces insoportables de la ciudad no me molestan, me va y me viene; otra vez esa indiferencia mía, que patético soy…

Cierro los ojos en uno de los pocos parques que quedan dentro de la jungla de asfalto, me quito literalmente de las bocinas de los autos, los semáforos, el grito de los vendedores ambulantes y establecidos, la molesta música de ahora; estoy solo bajo un árbol, mis pesares se desvanecen, siento el aire que penetra cada poro de mi cuerpo, escucho con paz las hojas de los arboles mecerse como si una madre arrullara a su bebé. Mi mente empieza a divagar, la veo a ella, esta sonriendo, me observa y se acerca a mi tomándome de la mano, esa calidez me tranquiliza más de lo que ya me encontraba. Su brazo se posa en mi cintura, como si de roles hubiésemos cambiado dándome un tierno beso en mis labios el cual correspondo con algo de timidez, separándose un poco susurrando en mi oído-te quiero- me da un escalofrío que recorre mi cuerpo, la adrenalina recorre mi interior mientras mi corazón late desaforadamente, tanto, que siento que se va a salir de mi pecho si no lo controlo.

Un momento de paz, un momento conmigo mismo y con ella, quien luce feliz, sin preocupaciones, entrelaza sus dedos con los míos, sin separarse de mi lado besa mi cuello como si de un dulce se tratase, beso su frente incontables veces repitiéndonos los mucho que nos queremos y anhelamos estar juntos. A veces me dice que me extraña y su mirada cambia a la tristeza en un santiamén, la intento animar haciendo y comentando sarta de tonterías que se piensan en mi cabeza y salen por mis labios. Tonto- es su respuesta empezando a caminar rumbo a nuestra casa…

Abro los ojos y la veo dormida a mi lado, su respiración es pausada y calmada, no hay expresión alguna de preocupación en su rostro, se ve hermosa, más cuando sonríe entre sueños, lleva una camisa roja con mangas grises en su cuerpo, las sábanas cubren su cintura para abajo, su cabello oscuro luce un poco desaliñado por el tiempo que lleva usando mi brazo como almohada. Yo luzco una playera gris y bóxers oscuros, extraña combinación, pero siempre me he distinguido por eso cuando me visto. Observo cada detalle, su cabello, sus ojitos cerrados, su naricita, sus carnosos labios que me hacen querer comerlos a besos cada vez que están cerca de mi, su sexy espaldita morena, sus largas y delgadas piernas, todo su ser físico me vuelve loco, su ser espiritual y mental también, tiene defectos y eso la hace muy espectacular y hermosa.

Te adoro-le murmuro seductoramente, siento que se mueve un poco nerviosa y su sonrisa se expande centímetro a centímetro, respondiendo, creo que por inercia, yo a ti. Me sonrojo un poco al escuchar su respuesta y me hace pregunta si en verdad esta dormida o solo tiene los ojos cerrados disfrutando del momento mientras imagina mi rostro apenado por la respuesta que me dio.

Quiero pasar todos los días a tu lado, de primavera a primavera, mientras la blanca nieve caiga a la ciudad, aunque escondamos nuestros yo detrás de frágiles imágenes, aunque ese ángel sea incapaz de volar por el cielo invernal y esté perdido… yo quiero estar a tu lado en todo momento, buenos y malos, de abundancia como lo contrario, en amor y en nuestros intentos de soledad… no se que opines si tu también quieres estar a mi lado en todos esos momentos… por cierto, te quiero confesar algo, te quiero.

Sus ojos se abren muy lentamente al terminar mi discurso, no me dice nada y eso me preocupa, mi mente empieza a hacer historias de no le gustó, piensa que la quiero tener forzosamente a mi lado y otras tantas historias dignas de una novela que se vio interrumpida con un tierno beso en mis labios y un abrazo de su parte, como si no fueran necesarias las palabras…

En este mundo de egoísmo total, avaricia y exceso de velocidad, si nos detenemos un día a recapacitar y observar a nuestro alrededor, veremos y nos daremos cuenta de muchas cosas, así caeremos en cuenta que hay más cosas por las que luchar y disfrutar, porque el resultado, ese pequeño momento de satisfacción y gozo se quedará para siempre. Muchas veces no se necesitan palabras para expresar lo que uno siente por alguien, pero hay que también esas veces el recordarle a nuestros seres queridos, cuanto los amamos. Te adoro mucho princesa.

Análisis, breve análisis de…

Hola gente, hacía tiempo que no me paso por acá, otra disculpa de las ya muchas que llevo con ustedes por no subir cuentos, analisis o cualquier cosa que se me ocurriese.

Bueno, este breve post se los dejo a consecuencia de la medalla de oro en fútbol olímpica conseguida por nuestro país, opacando el esfuerzo de los que se rompieron la madre (termino utilizado aquí en México para describir que en este caso, dieron todo o incluso mas, superando sus límites) para poner en lo alto deportivo a su país de origen…

Esto lo cito textualmene del grupo de Natsu & Descarrilado en Facebook (grupo no página), espeque que esta breve reflexión sea de su agrado y opinen sobre ello.

Saludos y hasta la próxima.

Felicidades (en serio) a los que fueron y se rompieron la mad.. en los juegos olímpicos, pero, celebraría esta medalla de oro si las condiciones fuesen otras y no que hoy casualmente aumentó de nuevo la gasolina, que en estos días el Tribunal Electoral va a declarar oficial a EPN como “presidente”, si la estupida guerra contra el narco no ha dejado a casi 100,000 fallecidos y otros miles de desaparecidos, si en verdad los recursos fuesen para el pueblo, que no hubiera discriminación entre nosotros mexicanos, que hubiera crecimiento y desarrollo en todo y no solo se viera el lado monetario… felicidades atletas, felicidades México, sigues haciendome ver que estoy totalmente equivocado y que el leer, saber, pensar y razonr no sirve de mucho en mi querido país…