Caprichoso Capricornio- Los 7 cuentos de tu cumpleaños P.5

Hola chicos y chicas que visitan este blog, antes que cualquiero otra cosa, muchas gracias por seguir haciendo de este sitio de su preferencia (:

Bien, viajando y viajando en mi tren de ciudad en ciudad como gitano que soy, aun no encontrando formalmente un lugar al que pueda llamar hogar, me he dado cuenta de muchas cosas, muchas que, la mayoría, se publican aquí, como redescubrir el amor en uno mismo, la pasión que uno tiene escondida y que lo lleva a lograr nuestras metas, sueños, como quieran llamarle. Bien, parte 5, me parece, ahora reviso y si es así, lo corrijo rápidamente, parte 5 de Caprichoso Capricornio, los 7 cuentos de tú cumpleaños, espero lo disfruten. Nos vemos en la siguiente parte de C.C.

Dos de la mañana, una fría y oscura habitación; siento que no es tan fría puesto que la temperatura no es del todo agradable. Solo con mi alma; no puedo decir que mi sombra puesto que es de noche; solo en ese cuarto. Mi respiración se agita, el sudor se hace presente, mi nariz irritada, la comezón incomoda aparece por todo mi cuerpo, brazos, cuello, pecho, espalda, piernas, incluso en mi trasero y entrepiernas; pienso, “otro baño no, me va a matar si lo hago de nuevo… no tengo ni 5 o 10 minutos que salí de la ducha”.

Veo el celular, son las 2:05 de la mañana, cierro los ojos y me intento tranquilizar, pero es imposible, sabiendo que estoy solo en esa habitación; el calor es insoportable, la picazón lo es mas o igual que el calor, de mi nariz siento que sale un liquido transparente, si, ese líquido que ha hecho que mi nariz quede irritada, tanto que me duele ya el respirar por esa cavidad, los papeles desechables de mentol yacen en una bolsa al lado de la cama; reviso el celular, 2:07 de la mañana; “parece que espero una llamada o algo así”, pienso al tiempo que levanto el teléfono fijo de la casa e intento marcar un numero que no me viene a la mente. Solo se escucha el tono de marcado…

Solo en la casa, en la habitación “fría” y oscura, con una terrible fiebre que me ha tenido tumbado en cama por no se cuanto tiempo o días; pueden ser un par pero ando muy fatigado para pensar bien o relacionar el tiempo que llevo ahí metido. No he comido y eso me preocupa, tengo solo fuerza suficiente para darme pequeñas duchas de agua fría con la esperanza de bajar la temperatura de mi cuerpo. El termómetro indica casi 39 grados o 39, es muy pequeño para ver el número y mis ojos no abren lo suficiente como para saberlo bien.

En soledad veo el celular; no se cuantas veces lo he hecho ya, 2:10 de la mañana, no puedo dormir y eso me frustra, cosa que se va como por arte de magia al ver el día. Una pequeña sonrisa cansada se muestra en mi rostro. “Buenas noches princesa y… feliz cumpleaños”, balbuceo quedándome dormido finalmente, después de varias horas de luchar contra mi insomnio… “Feliz Cumpleaños, princesa, te desea, el conejito enfermo”.

Caprichoso Capricornio-Los Cuentos de (tú) cumpleaños P.4

cuarta parte de los microcuentos, microrelatos, esta parte tarodo un poco, pero aquí se las dejo para su disfrute. Comentarios, “likes” o si lo quieren compartir con el mundo, peuden hacerlo 😀 (no olviden al autor original que se quemo las pestañas en hacer esto :P)

¡Disfrutenlo!

Pasteles de cumpleaños, tortas, pasteles de muchos sabores, de muchos tipos y formas diferentes, algunos sencillos, en forma cuadrada o circular, los hay bajo en grasas, los hechos a mano, los que son fabricados por maquinaria… en fin, muchos tipos de pasteles para celebrar esta maravillosa ocasión que solo se da una vez al año.
Día de ser consentidos, mimados, de hacerles una fiesta con globos, payasos (opcional), una gran fiesta para celebrar un año mas de vida, sorpresas, regalos, mas sorpresas; en fin un día único (si, ya se que lo he mencionado varias veces ¡Y ¿Qué?! =P)

He estado viendo que regalarte para ese día, que cada hora, minuto, segundo se acerca muy lentamente, como si me quisieran dar tiempo para decidir sobre ello, el ver tú cara sonrojada, sorprendida, un vestido, alhajas, un libro que se que te encantan o tal vez una biblioteca, no lo sé, varias películas, una membrecía par aun club de películas para que las vayas a rentar cuando quieras, un viaje a la playa o a las montañas; muchas cosas se me ocurren para darte ese día.

Veo tu rostro con los ojos cerrados, tu cabello cubriendo un poco tu rostro por estar recostada en la cama, los respiros y suspiros que das me conmueven y hacen reír tímidamente, provocándome ternura, la pequeña cocker dormida a tu lado, haces lo mismo, la tranquilidad se muestra en tu ser, ninguna preocupación cruza por tu cabeza. Me sonrojo un poco al seguirte observando; todas las noches lo hago, recorro tu cuerpo con las yemas de mis dedos; el subir y bajar de tu vientre al respirar me provoca algo de sueño, tu boquita entreabierta mostrando un poco tus dientes.

Todo acallado, no hay luz prendida más que la de nuestra habitación, duermes tranquilamente, una sonrisa maliciosa ilumina mi cara; “la sorpresa que te espera”; pienso levantándome con cuidado de la cama para no despertarlas; mi sonrojado rostro no oculta mis intensiones y mi corazón late a mil por hora. Observo afuera, la oscuridad que puede enfriar hasta los huesos, salgo; un espía no hace tanto ruido como yo, pero bueno, adolorido y a ciegas camino al estudio (se imaginaran que me estrelle con todo lo que había en mi camino, desde muebles hasta juguetes de la pequeña); ejem…

Pasteles de todos tamaños, formas, colores y sabores, infinidad de ellos, dos, tres, cuatro, cinco pisos, más, carreteras, coches, personajes ficticios, infinidad, como infinitos son los sueños de las personas, infinidad como palabras, construcciones, como un largo camino, como infinito es el cielo, el universo; un universo de sueños demostrado en pequeño pastel para dos personas…

Cumpleaños, muchas experiencias que se viven a lo largo de un año, muchos días de alegría, tristeza, enojo, frustración, felicidad y disfrute al máximo; un infinito camino que tiene cubierta de crema pastelera de diferentes colores (blanca, café, amarilla, negra, roja); el pastel de elección diaria es uno que se quiera elegir, del sabor que más le agrade…

C.C- Los 7 cuentos de (tú) cumpleaños P.3

Bien gente, el tercero de siete micro relatos, ando inspirado, mucho, mucho :p
Si se preguntan, estos cuentos también forman parte de Caprichoso Capricornio minicuentos todos salidos de mi loca cabeza e imaginación. Gracias por su preferencia 🙂 espero seguir mejorando en lo que hago para así darles cuentos, relatos, historias de mayor calidad.

Observo las construcciones de hace muchos siglos con las de ahora, las comparo y veo que tienen una (o más, no sé), cosas en común: “los sueños hechos realidad”, esos deseos de mostrar al mundo sus capacidades y fueron bien recibidas, otras no tanto y algunas pocas, que desgraciadamente pasaron desapercibidas, pero eso no impidió el que se hicieran realidad.

Veo, observo, contemplo maravillado las estructuras de piedra, mármol, fibra de vidrio, madera, etc., de las construcciones, las maquetas y dibujos que originaron en la mente del arquitecto; veo tus diseños que tanto esfuerzo te cuestan hacer, los planos que realizas para fijarlos en un espacio donde sea el mas idóneo para alzarlo, tus trabajos, tareas, aprendizajes.

Puedes creer o pensar que no eres apta para este trabajo, pero se, que eres la mejor en ello, la dedicación que le pones, el empeño la terquedad que muestras para dar a conocer tus creaciones, tus construcciones. Risa, llanto, alegría y frustración mezclados, por ahora, en una maqueta que tú misma construiste. La construcción de aquel rascacielos inmenso o una humilde y modesta casa, pasando por iglesias impresionantes, calles de antaño irremplazables; todo eso y más que me tardo en pensar; si se me ocurren más supongo que las pondré, sino, en privado te las digo =P

“Abrazando tu determinación y corriendo, prometiéndote en tú corazón el ¡jamás! Huir”, no importa la distancia o el tiempo que nos lleve construir aquel asombroso edificio, lo importante es tener unos fuertes cimientos para que resista hasta el mas fuerte terremoto, que tenga una luz impresionante no dejándola en la oscuridad y si se derrumba por algún accidente, pues reconstruirla sobre ella,, que estará ese nuevo edificio más fuerte que antes.
¡Ilumina a este mundo con tu obra maravillosa!, no importa la distancia ni el tiempo, podremos hacerlo y maravillarnos ante tal obra de arte…

Observo detenidamente tus construcciones y es inexplicable lo que siento en mi corazón, la pequeña cocker esta igual de emocionada que yo; entonces si sabes como te sientes; si, pero puse inexplicable, porque son muchas emociones juntas que la emoción es la primera que se muestra por mi rostro. Lo estás haciendo bien, continuemos forjando aquella edificación, dejemos anonadados, sorprendidos, al mundo entero…

“Aim for our dreams and let´s launch a shining rocket, your smile give me courage, a jewel that can never be substitued for; Aim for our dreams, we are”.

Caprichoso Capricornio, Los 7 Cuentos de (tú) Cumpleaños. Parte 2

Bien gente, un nuevo cuento, micro, si, micro cuento el que les menciono en estos momentos; por cierto, como se habrán dado cuenta esta pagina no tiene nada que ver con Fairy Tail o como se llame ese anime, (disculpen mi ignorancia en el tema), ni con su personaje Natsu ¬¬U; bien, estas disculpado… ok… bueno, esta pagina tiene la finalidad de mostrar cuentos, historias y demás locuras que se ocurran o pasen por mi cabeza.

Bien, esta es la segunda parte, espero lo disfruten…

P.D.: Se suponía que fuesen 1 cada día hasta cumplir las 7… ups, dije demás xD bueno, nos leemos luego 🙂

Una maratón, veo como corres, a tu lado intento mantenerte el paso pero me puede resultar algo difícil, pero sin importar que, sigo corriendo a tu lado, ambos juntos. Una maratón sin fin que apenas ha comenzado, donde hemos disfrutado de las gracias de la naturaleza y la vida.

Días lluviosos, días con mucho sol, noches sin estrellas o sin luna, pero seguimos corriendo; en ocasiones bajamos la velocidad un poco y trotamos o caminamos, incluso, un par de ocasiones nos hemos detenido a descansar un poco, a meditar las cosas. Tú y yo, junto a nuestra pequeña cocker jugamos, reímos, lloramos, nos ponemos serios, nos aburrimos, nos entretenemos, pensamos y hablamos y un larguísimo etcétera de por medio; son tantas cosas, tantos sentimientos que no alcanzaría el espacio o el lugar para describir lo que pasamos.

Aun recuerdo cuando empecé a recorrer esto juntos, no tenia mucha condición física, ni mucha experiencia; bueno, ambos no teníamos mucha experiencia en maratones, pero eso no nos impidió a arriesgarnos y decir animosamente “¡hagámoslo!”. Los entrenamientos han sido duros, lluvia, nieve, duro sol, haciéndonos más resistentes a la carrera.

100, 200, 500, 1000, 10,000 metros caminábamos, trotábamos, corríamos, nos apresurábamos en llegar primero, pero siempre juntos; muchas veces no llegábamos a ser de los mejores calificados, pero no impedía que compitiéramos juntos, nosotros dos en un principio y después los tres… si… ahora somos solo nosotros dos, aun entrenando, aun en competencia directa con nuestras personas, contra nosotros mismos.

Ni las partes de nuestro cuerpo lastimadas, ni nuestro orgullo que nos hiere nos han separado, la fatiga, el cansancio, el sentimiento de a veces no creer o poder hacerlo. Ambos estamos juntos, conociendo nuevos y maravillosos lugares, rincones del mundo que compartimos con los que nos rodean, esos lugares que solo algunas personas (incluidos) han (hemos) visto… simple, sencillo, y a la vez complicado de explicar; te quiero =) =$