Natsu Editorial, Deck list

Buenas gente, ¿como les va?; Muy bien, como les prometí hace algunos días, aqui están mis decks , esta primera es solo un llamado “Fun Deck” y como pueden ver, uni la idea de mi baraja de magos original con la de hadas que aun ando armando y que les posteare en esta misma página.

Monstruos:

Magical Exemplar x 1

Night´s End Sorcerer x 1

Crystal Seer x 1

Freya Spirit of Victory

Marshmallon x 1

Apprentice Magician x 2

Old Vindictive Magician x 1

Breaker the Magical Warrior x 1

Regulus x 1

Victoria x 1

Harvest Angel of Wisdom x 1

Airknight Parshat x 1

Soul of Purity and Light x 1

Magical Marionette x 1

Thetys Goddess of Light x 1

Angel O7 x 1

Dark Magician x 1

Buster Blader x 1

Athena x 1

Endymion the Master Magician x 1

Sorcerer of Dark Magic x 1

Magias:

Allure of Darkness

Dark Hole

Emblem of the Dragon Destroyer

Foolish Burial

Hand Destruction

Magical Citadel of Endymion

Miracle Synchro Fusion

Monster Reborn

MST x 2

Polymerization

Secret Village of the Spellcasters

Terraforming

Trampas:

Beckoning Light

Call of the Haunted

Chaos Trap Hole

Divine Wrath

Magic Jammer

Magicians circle x 2

Miraculous Descent

Mirror Force

Seven Tools of the Bandit

bien gente, ahi esta el fun deck que arme y ahora les expongo el deck para esta para esta epoca del año hasta merzo del proximo año (aun lo modificare dependiendo de lo que vaya consiguiendo en las siguientes semanas)

Lv 1- 4:

Freya Spirit of Victory x 1

Mystical Shine Ball x 2

The Agent of Mystery Earth x 1

Genex Ally Birdman x 1

The Agent of Creation-Venus x 1

Summoner Monk x 1

Honest x 1

Hecatrice x 1

Meltiel, Sage of the sky x 1

Harvest Angel of wisdom x 2

Mira the Temporal Magician x 1

Victoria x 1

The Agent of Miracles-Jupiter x 1

Zeradias, Herald of Heaven x 1

Lv 5-8

Tethys, Goddess of Light x 2

Athena x 1

Neo-Parshat, The Sky Paladin x 1

Master Hyperion x 2

Archlord Kristya x 1

Magias:

Monster Reborn

Pot of Avarice

Cards from the Sky x 2

The Sanctuary in the Sky x 3

Soul Exchange

Heavy Storm

Dark Hole

MTS x 2

Valhalla Hall of the Fallen x 2

Trampas:

Solemn Judgment

Call of the Haunted

Torrential Tribute

Divine Punishment x 2

Magic Jammer x 2

Seven tools of the Bandit

Miraculous Descent

Extra Deck:

Tempest Magician

Arcanite Magician x 2

Estoy pensando en ponerle la Splendid Venus y un par de  Trade-in para agilizar mas el deck, pero no quiero perder la consistencia ni la defensa que he armado xD; he dado buenos duelos con esta baraja y no, no tengo ni Effect Velier ni la duality, asi que esas no me las sugieran xD.

Nos vemos en otra editorial, ¿que nos traera la proxima vez?

Relatos del autor, vida y obra de Natsu

Muy bien gente, ¿como les va? Como les dije hace rato que iba a poner un pequeño relato, aquí esta, es lo que ha sido mi noche, al menos este fin de semana y mas el día de hoy.

Paseando en mi habitación como un león enjaulado, los nervios me comen, reviso el celular que no muestra nada nuevo, inquietamente me muevo de un lado a otro de mi pequeña habitación…

Espero, ¿Qué espero?, no lo se; el mundo se va oscureciendo poco a poco, mientras las calles se van iluminando tenuemente por las luces artificiales. La televisión a lo lejos, prendida, unos perros ladrando a todo lo que se mueva o les moleste, un gato maúlla a la luna, como un tenor en un gran auditorio.

Me recuesto en la cama y me levanto de nuevo, camino en círculos, como si intentara cavar al piso de abajo, cierro los ojos en mi movimiento intempestivo, pienso muchas cosas y a la vez en nada. Tomo el celular, nada aun.

Intento distraerme con un mazo de cartas, pero no resulta como quiero y lo dejo en el escritorio, al lado de la computadora prendida, navego en internet, pero nada me entretiene, nada logra sacar mi preocupación.

Me levanto y hago un poco de estiramientos, así evito los calambres cuando salga a caminar en la noche, que cae intempestiva e inevitablemente sobre nosotros. Cierro los ojos de nueva cuenta, escucho todo a mi alrededor, tratando de adentrarme en mis pensamientos, calmándome y relajándome. Meditando. Mi respiración vuelve a la normalidad, el estrés que me aquejaba ha desaparecido, no hay preocupación alguna, ya que me imagino volando sobre un lago; esta oscuro, por ende, no puedo distinguir muy bien si es cristalino o no, escucho los arboles mecerse, como una madre mece a su bebe para que duerma plácidamente, unos búhos empiezan su canto, los grillos ni se diga, veo a la gran luna que desaparece poco a poco, brilla intensamente pero quiero alcanzarla, estiro mis brazos para eso, aun sabiendo que es inútil.

Cierro los ojos, Hagata me viene a la mente, Mina y D juntas, caminando dentro de una escuela, ambas sonríen, lucen tranquilas. Mina, con su cabellera morada, sus pequeños y rasgados ojos, bajo estos, unas grandes ojeras que contrastan con su pálida piel, su cuerpo muy delgado producto de su descuido y desinterés a la vida; junto a ella, D, con su piel morena, tan tersa como la seda, su larga cabellera castaña, que le llega a la  mitad de su espalda, sus grandes ojos vigías color marrón, siempre alerta y lista para hablar de cualquier cosa, con tal de animar a su amiga…

Hagata…-me rio un poco recostado en la cama, recordando lo que debía hacer para continuar con la historia, tomo un libro para recaudar un poquito de información y porque no, inspiración para seguir escribiendo.

En medio de la lectura, cierro de nueva cuenta mis ojos-¿Cuántas veces van que hago lo mismo el día de hoy?-me pregunto una y otra vez. Sin darme cuenta, me hay en un mundo extraño, estoy arriba de una colina, sentado bajo el árbol, observando un precioso atardecer, que se oculta lentamente en el horizonte; lastima que esto sea opacado por los sonidos de espadas y algunos conjuros que caen en la tierra sin importar darle a aliados o enemigos. Gritos, desesperación, furia y algunas carcajadas irónicas, es lo que se escucha. Suspirando un poco me levanto algo decepcionado, no sin antes prestar atención a un par de jóvenes amantes que se besan apasionadamente en medio de la feroz guerra, sin ser tomados en cuenta, como si de fantasmas se tratasen. Suspiro y sonrío tímidamente, ya  un poco aliviado.

Abro de nueva cuenta mis ojos, me encuentro en mi habitación; la computadora prendida, el MSN abierto pero sin hablar con alguien, el libro cerrado entre mis manos, los perros ladrando a lo lejos, el gato maullando a la luna, como un trovador recita sus obras.

Sunset Monynnc-digo mientras veo de reojo al aparato que de una mala jugada, borro la ya adelantada historia-bueno, supongo que no le gusto-me rio burlonamente de mi mal comentario.

Escribo, escribo y escribo, redacto y escribo, desarrollo ideas y nada me convence, supongo que por eso no he logrado terminar mas que cuentos cortos como los que tengo en mi página; ¡mi pagina!, tengo tiempo de no subir algunas historias-me digo alarmado. Me muevo nerviosamente de un lado a otro de nueva cuenta, reúno el mazo de cartas y los barajo, intento concentrarme, pero mis perros ladran y chillan desesperadamente, pareciendo que no habrá un mañana-ya comieron-me digo concentrándome de nueva cuenta; es un mazo nuevo así que no se si mis predicciones saldrán como en el mazo anterior; me río tontamente-cierto, aun no lo he modificado-como si fuese un niño que hizo una travesura y se ríe de igual manera pensando que no lo descubrirán.

Intento regresar al punto de equilibrio original, me enfoco. Veo a Dasha quien lame mi carita-yo también te quiero Dasha-; ella es nuestra perrita cocker, que en noviembre próximo, cumplirá un año de vida-te adoro pequeña, mi hija-me sonrojo un poco, creo que estaría perfecto para una fotografía…

Robo una carta, El Agente de los milagros-Júpiter, robo la segunda, Hecatrice, la tercera Summoner Monk, la cuarta, Divine Punishment, la quinta, Light of Judgment y finalmente, la sexta, Kaiser Sea Horse…

Las observo, intentando descifrar su significado:  Siempre nuestra búsqueda, nos pueden llevar en dos diferentes direcciones, una la decisión buena, que termina en iluminación y fuerza de voluntad y la otra, un camino plagado de errores que nos puede costar mucho, pero si somos hábiles y nos damos cuenta de nuestros errores, nos daremos cuenta que regresamos al punto de inicio para hacer diferentes las cosas, un milagro, un sueño que se hará realidad a base de esfuerzo, lucha y dedicación. Protección, mucha protección y ella regresara. No le hagas caso a los rumores princesa, alguien aun intenta alejarnos, pero eso, le saldrá al contrario de lo que tenia planeado originalmente esa persona.

El Valhala me espera, la magia me espera, la fuerza de los cielos; aquel santuario majestuoso nos espera para seguir creando nuestro futuro-

Cierro los ojos por ultima vez en el día; o mas bien, en la noche-te adoro-murmuro una y otra vez, antes de quedarme profundamente dormido

Espero les haya agradado un poco, di spoilers, ustedes sabran a que me refiero cuando lo lean :p

Si, soy fanatico de YGO TCG, asi que en la próxima entrada, posteare mis barajas y una pequeña crítica hacia el juego o algo así para rellenar un poco; nos vemos luego.

Cosas, cosas con sentido del conejo negro de ojos rojos

Hola, gente ¿como les va?, ¿hay alguien ahí?, ¿alguien me sigue en verdad?, supongo que si, 2 o 3 personas las que se pasan por acá a dejarme sus opiniones, visitas, ya sea por error o porque buscan un tema en particular =D

El conejo tiene los ojos rojos y no porque se haya metido algo, sino porque no ha dormido, descansado lo suficiente, pero aquí sigue, dejando un cuento improvisado (insisto, nada mas del sueño no ha pasado nada, no vayan a hacerle algo solo porque puso en su blog eso… la paranoia a todo lo que da señores!! D= y no mia, se los aseguro =D)

Un cuento, un pequeño escrito realmente salido de la improvisación; que supongo quedaría en la seccion de cuentos “Noches de Luna Creciente”.

Caminando rumbo a la central de autobuses, recordé un hecho insólito que paso hace algún tiempo. Eran mis días de plena infancia, salía a jugar con ella; en ese entonces, ella tenia una cabellera que le llegaba a la mitad de su espalda, su piel morena, sus ojitos de iris oscuro, su sonrisa, sus correteo cuando jugábamos a los quemados, ella con otros amigos de mi niñez.  6, 7, 8 años debíamos tener. Alegría se desbordaba en nuestro ser… un día, ella junto a su familia se mudaron a otra ciudad.

Todos lloramos su partida, más yo, sentía que mi mundo se derrumbaba; los días subsecuentes a su partida, los pase sin mucho animo, era extraño sentir eso, lo quería olvidar, dejar a un lado pero no podía. Las semanas pasaron y una carta de su parte me alegro, tanto me sorprendió. Seguíamos en contacto semanalmente a la misma hora, llegaban sus cartas, como las mías a su destino.

Recupere la felicidad que había perdido. Los años siguieron su curso, lo mismo que nuestra comunicación, nos mandábamos fotos, comentarios, etc.; llego el internet y eso nos acerco mas, eran instantáneas nuestras pláticas, horas y horas platicando.

No se como sea ahora, me siento muy nervioso a cada paso que doy rumbo al autobús que me llevara hasta donde esta ella viviendo ahora; supongo que ella también lo estará, contando los minutos, los segundos para finalmente estar juntos de nueva cuenta, como cuando éramos niños. Tomar un café, salir a caminar y platicar de cualquier tontería hasta que anochezca, observar el mismo cielo que veíamos a distancia, la misma luna, sentir los rayos del sol, la brisa del viento.

Subo al camión, me acomodo en mi asiento, veo el boleto con una larga sonrisa de oreja a oreja en mi rostro, veo la hora de salida, 4.11 pm del sábado, llegaremos a las 8-9 de la noche, supongo que esta noche no la veré, sino hasta mañana. Imagino los posibles escenarios, ¿se alegrara de verme?, ¿si querrá estar conmigo?, y ¿si tiene cosas que hacer?; muchas preguntas pasan por mi cabeza. Son tantas que me quede dormido.

El autobús siguió su marcha, sin retraso alguno, a pesar de la lluvia que caía intempestivamente, de los rayos que se escuchaban más fuertes al estar en campo abierto; en uno de esos relámpagos, extraordinario fenómeno natural por cierto, se me vino a la mente una imagen, de ella llorando por el miedo, mientras estos fenómenos se escuchaban a lo lejos.

Un poco de luz exterior ilumino por la ventana y pensé, “que linda se ve”, a pesar de nuestra tierna edad. Ayude un poco a calmarla para que no tuviera tanto miedo…

Abrí lentamente mis ojos y sonreí tímidamente, mientras una lágrima recorría mi mejilla derecha, de la nostalgia que me dio el sueño de esa época. ¿Aun le tendrá miedo a los relámpagos?, ¿le tendrá miedo a la oscuridad, a estar sola?

Un mensaje en mi celular me saca de concentración “tonta”, alcanzo a decir respondiéndole el mismo.

El tiempo restante se me hace eterno, ya quiero llegar y verla, no se que le diré, si algo coherente o será una tontería. La angustia me mata, creo que el tiempo se pone en mi contra ya que el pasar de los minutos, son como horas para mi. Intento distraerme viendo la película que pasan para que no nos aburramos tanto, pero es imposible, me saca algunas sonrisas, pero inevitablemente termino regresando a mi angustia inicial.

“Son como niños”, es lo único que recuerdo de la película. Escucho en los altavoces, que hemos llegado a la ciudad destinataria. Mi pecho se estremeció, mi corazón latió rápidamente, empecé a sudar un poco por el nerviosismo. “Trafico, ¡maldito trafico!, ¡ya avancen!”; pienso una y otra vez, al ver que el transporte se detiene en la luz roja de un semáforo, custodiada por algunos policías, unos se ven muy lacras, otros, con algo de sueño y frustraciones, pero honrados. Pocas personas caminan sin preocupación alguna por las calles iluminadas por los faroles, los automóviles que tocan su bocina casi al unísono, haciendo una melodía que provoca mas estrés y preocupación, pero a la vez, alivio; sonara extraño, pero me vi como si estuviera en medio de un concierto de opera prima, disfrutando de cada momento, cada sensación que recorre mi cuerpo inexplicablemente.

Finalmente, el bus se detiene en la estación, mis piernas tiemblan, la luz del lugar me molesta un poco, ya que en el interior del transporte, era muy tenue; me costo algo de trabajo adaptarme. Cuando finalmente lo hice y recorrí mi camino para tomar un taxi y que me llevara al hotel donde me hospedaría estas semanas, vi una silueta muy familiar que se me acercaba a toda prisa.

Un golpe contra el piso, es todo lo que recuerdo, unos brazos que me rodean con mucha fuerza, sacándome el poco aire que queda en mi interior debido al impacto anterior; una voz “¡eres tu!, si, eres tu”; su dulce voz, sus lágrimas que resbalaban de su carita y como si una cascada fuere, terminaban sobre mi.

La gente nos observaba extrañados, pero seguían su camino, los guardias del lugar se acercaban a ver si todo estaba bien, pero antes que yo dijera palabra alguna, ella les respondía que si, “solo no nos hemos visto en mucho tiempo y me emocione”-al abrir finalmente mis ojos la observe. Mi respiración se agito de golpe, mi corazón se iba a salir de mi cuerpo.

Su piel sigue siendo morenita, su cabello castaño oscuro, le llega hasta la altura de los hombros, sus ojos son algo grandes con una mirada segura, pero a la vez enternecedora, sus labios carnosos y rosaditos, su piel es muy tersa, suave, me agrada demasiado. Al levantarnos del frio suelo, algo apenados por el espectáculo que dimos, salimos de la estación y nos fuimos directo a su casa…

La luz del sol salía humildemente por el horizonte, las olas del mar se escuchaban hasta donde estábamos, un poco de frio aire nos rodeaba, pero eso no importaba, ya que nos quedamos toda la noche platicando, recordando lo mucho que nos queremos, haciendo presente ese sentimiento que a pesar de los años y la distancia, siguió vigente y creció conforme pasaba el tiempo…

“Te quiero princesa”-le dije besando su mejilla antes de irme a descansar- “y yo a ti, mi príncipe”-respondió con un beso al aire.

Nos vemos luego!! 🙂

Cosas, sentimientos del conejo N… número…?

Hola gente, como les va?, si, ya se que he traido medio abandonado la pagina, han pasado muchas cosas, pero, no recuerdo bien todas ellas (aunado que el tren de ideas de Natsu se descarrilo…)

Tonto enamorado, romántico empedernido, pasión, amor, quedarme a tu lado.

Tantas cosas, tantos pensamientos en fracciones de segundos, tantas actitudes, malos pensamientos, preguntas sin responder… ¿Por qué el cielo es azul?, estoy seguro que ya me habían respondido eso, pero, si alguna alma piadosa decide contestarme, adelante. ¿Por qué Dios nos hizo así, como una raza destructora?… no tengo idea; supongo que la ambición nos gana en algunos momentos y buscamos hacer de todo, incluso lastimar a los mas cercanos, para conseguirlo. ¿Por qué vivo tan lejos de ti?, destino, karma, no lo se, tal vez porque cuando llegue el momento de estar juntos, lo disfrutaremos como nunca.

Veo la luna, ahora su forma redonda y brillante que ilumina tanto como el sol, aquel sol que decidimos seria nuestra luz, aquel viento que serian nuestros brazos junto del otro, tomados de la mano caminando en la calle, aquel astro natural, que gira a nuestro alrededor. Ahora entiendo porque dicen que no nacemos solos, siempre hay alguien a nuestro lado, girando en su orbita para evitar que nos pase algo malo.

Delirando recuerdo que quiero viajar, a un lugar ajeno, donde no me conozcan, vivir por mi cuenta o acompañado de alguien cercano, ir a la playa, ver el cielo que ambos vemos en horarios distintos, ir a recogerte a la hora de la salida, del colegio o el trabajo, estar a tu lado apoyándote, aunque creas que merezco a alguien “mejor”, mi interior me dice que tu eres ese mejor para mi.

Amándote, queriéndote, regañándote, todas muestras de un cariño sin fin, de esa luz que ilumina nuestro camino, que nos guía para salir con bien de ese laberinto llamado vida. El miedo nos invade, creemos que otros han avanzado dejándonos atrás, creyendo falsamente que no hemos aprendido la lección… desvaríos, desvaríos míos, una mente algo confundida, viendo como trazar el mapa hacia ti, cual es la ruta mas directa a tu corazón.

Promesas. En mi letargo inspiracional recuerdo esas promesas que hicimos aquella tarde-noche-madrugada de otoño, “vamos a estar juntos, sin importar las peleas, discusiones, que tengamos”. Sonrío de alegría al ver que aun estamos juntos, que varias amenazas latentes nos quieren aun separar; “quiero que vengas a luchar a mi lado sin ser llamado”, a pesar de las dudas, incertidumbres que tenemos, yo estoy a tu lado, cubriéndote la espalda, porque se, que tu estas a mi lado cubriéndome la mía. Te adoro, te adoro mucho.

¿Somos felices, no?… espero que la respuesta sea positiva. ¿Qué si eres hipócrita?, a mi parecer no, te escondes, tienes miedo, pero no lo eres. Porque tu eres, quien eres.

No dudes, estoy aquí a tu lado para ayudarte en lo que pueda, si te cuestionas algo, ahí estaré, si quieres llorar, mis hombros están a tu disposición, si quieres reír, mis bromas estarán para ti, para alegrarnos.

Hubiese escrito mas, pero, estoy algo cansado, al menos le di algo de coherencia a mis locos desvaríos. Nos vemos en otra Natsu Editorial